Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medioambiente

Tres humedales artificiales filtrarán aguas depuradas para mejorar la calidad del Magro

Un proyecto que utiliza fangos de potabilizadora aprovechará la EDAR de la Vall dels Alcalans para demostrar la efectividad del sistema

Tres humedales artificiales filtrarán aguas depuradas para mejorar la calidad del Magro

Tres humedales artificiales filtrarán aguas depuradas para mejorar la calidad del Magro

La Comisión Europea ha aprobado un nuevo proyecto para mejorar la calidad ambiental de las aguas mediante el empleo conjunto de humedales artificiales y fangos deshidratados de potabilizadora que contempla la creación de hasta tres humedales artificiales en el entorno de la depuradora de la Vall dels Alcalans, que contribuirán a mejorar la calidad de los caudales que el Magro recibe de esta planta que trata las aguas residuales de Montserrat, Montroi y Real y, de forma indirecta, los propios del río, que en los últimos años han generado problemas de salinidad en cultivos de caqui, aguas abajo.

El proyecto Life Renaturwat, coordinado por el Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente de la Universitat Politècnica de València (IIAMA-UPV), surge tras varios años de colaboración con Global Omnium Medioambiente, Emisava a través de la Cátedra Aguas de Valencia, y el Ivace, con el objetivo de demostrar la eficacia del empleo de un residuo sólido procedente del proceso de potabilización de aguas para mejorar el tratamiento de aguas residuales urbanas con humedales artificiales.

Esta iniciativa ha sido aprobada recientemente dentro del programa de financiación Life 2014-2020 de la Comisión Europea y cuenta con un presupuesto de 1.893.955 euros, de los cuales la UE financia el 55 %. También participan el consorcio integrado por Emivasa (Ayuntamiento de València-Aguas de Valencia, SA), Global Omnium Medioambiente, SL, el Grupo de Economía de la Universitat de València, Efeverde, la Fundación Global Nature y Aguas de Portugal.

«Tras varios años de trabajo a escala laboratorio y piloto se va a dar el salto a escala demostrativa de humedal artificial, mejorando con un material absorbente, para el tratamiento de aguas residuales urbanas. De hecho, una de las peculiaridades del proyecto es que este material absorbente es un residuo generado en el proceso de potabilización de aguas: el fango producido en los sedimentadores. De esta manera se reutiliza un residuo que iba a ser desechado, aprovechando sus capacidades en otra etapa del ciclo urbano del agua, valorizando un residuo como un producto», explicaron ayer los socios participantes en el proyecto.

LIFE Renaturwat, con una duración de 42 meses, será implementado en la estación depuradora de aguas residuales de Vall dels Alcalans, que da servicio a las poblaciones de Monstserrat, Montroy y Real. Concretamente, se instalará un humedal artificial de flujo vertical de 100 m2 de superficie con el sustrato activo que operará como un tratamiento de afino de parte del efluente de la EDAR, con el fin de mejorar la eliminación de nutrientes y compuestos orgánicos. Otro de los aspectos innovadores es que, además de este humedal de flujo vertical, se van a construir dos pequeños humedales de flujo superficial que, a modo de pequeñas lagunas, mejorarán la biodiversidad de las aguas tratadas antes de su vertido final al río Magro.

Cumplir la directiva marco

«La extensión de este tipo de soluciones en la cuenca media del río Magro permitirá mejorar su calidad ambiental y acercarse a los objetivos de la Directiva Marco del Agua para esta masa de agua», resaltan los integrantes del proyecto.

La creación de estos humedales artificiales en depuradoras de pequeñas poblaciones es una medida que puede mejorar mucho la calidad de las aguas residuales tratadas y ayudar a dar cumplimiento a los objetivos de calidad de aguas en el medio receptor recogidos en la Directiva Marco del Agua.

Asimismo, el impacto económico de la reutilización de estos fangos, la transferibilidad nacional e internacional del proyecto (Portugal, como ejemplo), los intercambios de experiencias similares y la implicación de todos los sectores de la sociedad serán abordados en sus tres años y medio de duración.

El Programa LIFE es el único instrumento financiero de la UE dedicado, de forma exclusiva, al medio ambiente. Su objetivo general para el período 2014-2020 es contribuir al desarrollo sostenible y al logro de los objetivos y metas de la Estrategia Europa 2020 y de las estrategias y planes pertinentes de la Unión en materia de medio ambiente y clima.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats