Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carcaixent pierde 120.000 € por no ejecutar obras municipales a tiempo

Units reclama que se depuren responsabilidades por la «pesima gestión» del gobierno local

Alcalde la Ribera

Alcalde la Ribera

El Ayuntamiento de Carcaixent ha tenido que renunciar a subvenciones valoradas en 119.175 euros concedidas por la Diputació de València por no realizado los proyectos financiados. El alcalde, Paco Salom, ha tenido que firmar varios decretos para devolver el dinero destinado a ajardinar y poner mobiliario urbano en la calle Camí Fondo d’Alzira y a la quinta fase de la reforma en la Residencia de Ancianos Virgen de Aguas Vivas porque no ha ejecutado las obras en tiempo y forma.

El consistorio ha tenido que devolver 59.400 euros del primer proyecto mencionado y 59.775,79 euros del segundo, importes que correspondían al 90 % del total de las inversiones financiadas. Además, la diputación reclamó en mayo el pago de un total de 5.350 euros en intereses, puesto que el dinero fue anticipado a la espera de las certificaciones de gasto que el Ayuntamiento de Carcaixent debía presentar.

El grupo municipal de UperC tiene previsto solicitar una Comisión Informativa para que investiguen los motivos y se depuren responsabilidades políticas de esta devolución tras haberse agotado todos los plazos y no haberse informado en ningún momento a los grupos políticos. Calatayud reprocha la «pésima gestión» del ayuntamiento y recuerda que la Conselleria de Bienestar Social también ha reclamado en otras ocasiones la devolución de subvenciones para atender necesidades de los ciudadanos de Carcaixent o mejorar infraestructuras «porque no se justifica el gasto de esos importes y no se da ningún tipo de explicación aceptable»

El grupo independiente culpa al equipo de gobierno integrado por Compromís y el PSPV de lo ocurrido y lamenta que se haya limitado a «tirar balones fuera culpabilizando a los Departamentos de Urbanismo y Contratación de una mala coordinación».

Calatayud condena que a ambos partidos «no les tiemble el pulso para subir los impuestos a todos los ciudadanos argumentando no tener suficientes recursos económicos y luego dejen perder miles de euros en subvenciones». Y concluye que en cualquier empresa privada «si alguien, por su mala gestión, pierde 20 millones de las antiguas pesetas está en la calle al día siguiente. Aquí no se hace responsable nadie».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats