Los estudiantes del instituto de Almussafes ya cuentan con un nuevo carril bici para sus traslados al centro, de mayor amplitud y extensión que el anterior, ya que su trazado discurre por la calzada de la Avenida de la Foia y llega hasta la ronda Antonio Ludeña. El ayuntamiento ha invertido alrededor de 50.000 euros en este proyecto, desarrollado con el objetivo de fomentar el transporte sostenible y los hábitos de vida saludables de la juventud. Mientras tanto, continúa abierto el plazo para que el alumnado solicite las subvenciones creadas por el consistorio para la adquisición de bicicletas y patinetes, que serán de entre 200 y 350 euros.

La iniciativa obedece al interés del gobierno local de fomentar el uso de medios de transporte respetuosos con el medio ambiente y con enormes beneficios para la salud de la ciudadanía. El alcalde, Toni González, que visitó ayer el carril bici junto a la primera teniente de alcalde, Davinia Calatayud, y el intendente de la Policía Local, Ernesto Serrano, se muestra convencido de la buena acogida de esta actuación y destaca que «permite mantener la distancia de seguridad necesaria para evitar el contagio por coronavirus». La intención del equipo de gobierno es que el carril bici se expanda por el interior del núcleo urbano, «una iniciativa en la que ya se está trabajando».

El itinerario anterior quedará reservado ahora a las personas que realicen deporte a pie, la alternativa «más saludable».