El tenista alzireño Pedro Martínez Portero ganó ayer su primer partido en el cuadro final de Roland Garros, al que por segundo año consecutivo accedió a través de la fase previa. El jugador, de 23 años, derrotó al australiano Aleksandar Vukic, de 24 años y 193 del mundo, también procedente de la fase previa, por 7-5, 6-4 y 6-0 en 2 horas y 12 minutos, una victoria que deja al español al borde del top 100.

Su siguiente rival saldrá del duelo entre el italiano Fabio Fognini, 14 favorito, y el kazako Mikhail Kukushkin.

«Está siendo un año muy bueno, en casi todos los torneos que he jugado he ganado partidos. Es verdad que he jugado muchas fases previas, que ayudan a ver el torneo, pero es un desgaste extra», dijo el tenista.

Frente a otras temporadas, Martínez consideró que ha ganado en experiencia. «He vivido situaciones que hacen que te vayas acostumbrando, el año pasado pagué la novatada, perdí el primer partido, que estuve más nervioso de lo normal. Este año estoy más acostumbrado a jugar en estos sitios, llevo mejor los nervios, me estoy atreviendo a dar un paso adelante en el juego, soy más estable, consigo estar más rato a buen nivel», señaló el tenista.