La Associació Amics de la Murta ha criticado las limitaciones de aforo establecidas por el Ayuntamiento de Alzira en el paraje al considerar que, por tratarse de un espacio abierto, el uso de mascarilla y la distancia social son medias suficientes para prevenir contagios por coronavirus. El colectivo que preside Xavier Blasco alega que limitar el aforo es un cuestión «ideológica» que busca en última instancia pone trabas para disuadir a las personas que quieren visitar el paraje.

Por otra parte, Amics de la Murta denuncia la «discriminación» de este valle frente a otros parajes como la Casella en los que no se han establecido medidas de control ni se ha limitado el aforo.

«No es verdad que se esté produciendo una invasión de la Murta como el ayuntamiento quiere hacer creer a la opinión pública, lo que sí se está produciendo, desde hace años, es una invasión de jabalíes, a la que no se pone solución», argumenta el presidente de la asociación, que reclama la creación de un órgano de gestión y financiación para la Murta y, por otro lado, exige que se habilite en el paraje un punto de información atendido por personal cualificado para asesorar a los visitantes en todos los aspectos posibles, tanto rutas como posibles riesgos para evitar accidente y posteriores rescates, «no como ahora que hay un trabajador con contrato temporal y sin una formación específica que ha de hacer además funciones de policía que no le corresponden», señala.