Un total de 1.400 espectadores han seguido alguno de los 17 espectáculos programados por el Ayuntamiento de Alzira en la quinta edición de Art al Carrer que, debido a la emergencia sanitaria, requería la reserva previa de sillas. El gobierno municipal destacó ayer que este sistema ha evitado problemas de masificación, al tiempo que subrayaba que el certamen se ha desarrollado sin ninguna incidencia y ha cumplido las expectativas de participación y asistencia a los actos.

El concejal de Cultura, Alfred Aranda, destacó el esfuerzo por ofrecer «cultura segura» a los alcireños. «Disfrutar de la cultura y de la calle al mismo tiempo es revolucionario y enriquecedor. El hecho de poder acceder a los espectáculos de forma cómoda y segura ha generado confianza e ilusión», agregó el concejal.