Un total de 411 voluntarios ambientales y vecinos de 14 municipios de la Ribera(Albalat, Alfarp, Alzira, Antella, Carcaixent, Catadau, Fortaleny, Gavarda, la Pobla Llarga, Llombai, Manuel, Polinyà de Xúquer, Riola y Sueca) recogieron el pasado fin de semana miles de quilos de residuos de los cauces de la comarca. La campaña, coordinada por el Consorci y la Fundación Limne, persigue hacer público el estado de conservación de los lechos fluviales, fomentar la conciencia ciudadana hacia la conservación de los ríos y limpiar esos entornos naturales.

Los voluntarios actuaron en las orillas de los ríos de cada población. Si bien tiene un marcado carácter lúdico y didáctico, la campaña Mans al Riu pretende mejorar los espacios fluviales y visibilizar que muchos tramos de río se utilizan, incomprensiblemente, como vertederos ilegales.

Tanto es así que se recogieron centenares de bolsas industriales de basura con residuos urbanos (plásticos, latas, vidrio, etc.), si bien la organización resalta la presencia masiva de objetos más voluminosos, como neveras, sofás, neumáticos, sillas, colchones, sanitarios, restos de vehículos, material electrónico y otros objetos que no tendrían que estar en el cauce del río. La estimación global de peso recogido, entre bolsas y residuos voluminosos, deja la impresionante cifra de 5.465 kilogramos retirados de nuestros espacios fluviales.

Otras localidades de la Ribera, como Algemesí, Carlet y Sumacàrcer, desarrollarán la campaña durante las próximas semanas, sumando así la participación global de 27 municipios.