30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los regantes de Sueca piden a Puig que releve a la consellera de Agricultura

Critican la falta de consenso y las "injusticias"

El secretario de la Junta de Regantes de Sueca, José Pascual Fortea, teme que los 240 millones que el Consell aprobó en el parlamento valenciano destinar a la regeneración de l’Albufera sean «un anuncio más» que busca la repercusión mediática y que acabará olvidándose «como tantos otros», por lo que ha recomebdado al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que releve a la actual consellera de Agricultura y Medio Ambiente para que el nuevo titular del departamento «sepa rodearse de personas que conozcan en profundidad la problemática agrícola y aporten soluciones beneficiosas para todos».

Fortea lamenta que la Administración autonómica se haya preocupado «poco de la joya de l’Albufera, que subsiste gracias al cultivo del arroz». Y pregunta, sobre la elevada inversión anunciada por Puig en las Corts, «si se trata de un proyecto o solo de ideas». También reclama otras respuestas para corroborar la fiabilidad de la iniciativa: «¿Están redactados los proyectos o en qué fase se encuentran? ¿Hay un grupo de expertos en quien se haya confiado? ¿Hay cofinanciación europea? ¿Cuándo está previsro el inicio de la inversión?», inquiere el arrocero suecano.

La «preocupación y escasa esperanza» de los regantes suecanos en los planes anunciados por Puig se fundamenta en la gestión realizada hasta ahora por la consellera del ramo, Mireia Mollà, «que se comprometió a modificar consensuadamente» la orden relativa a la regulación del nivel del lago y la comunicación del parque natural de l’Albufera con el mar y los usuarios «siguen esperando desde agosto de 2019 hasya hoy».

El veterano dirigente agrario también recuerdan que la conselleria ha denegado recientemente ayudas a «las dos grandes comunidades que más trabajan por mejorar l’Albufera: la de los regantes de Sueca y la Junta de Desagüe», que se encarga del mantenimiento de los niveles del lago. «Se trata de un caso flagrante y que produce desigualdad, sobre todo viendo la lista de las entidades beneficiarias. La exlusión es discriminatoria e injusta», subraya Fortea.

El líder de los regantes tampoco olvida que la Generalitat adeuda a la Junta de Desagüe de l’Albufera la tasa por las propiedades que tiene en su jurisdicción, un importe cercano a los 4.500 euros.

Con estos antecedentes, entiende que la consellera Mollà «no está realizando la labor que se debería esperar de ella, especialmente en la parte de Medio Ambiente» y, por ello, reclama a Puig, «que siempre ha mostrado interés y apoyo para solucionar los problemas del campo», que la destituya y releve del cargo.

Compartir el artículo

stats