Uno de los brotes de coronavirus detectado en Carlet en las últimas semanas se originó en un bar en torno a una partida de cartas. Tanto los jugadores como las personas que se sentaban alrededor de ellos para seguir la partida, un hábito frecuente antes de la pandemia, dieron positivo. Al parecer, no cumplían las medidas de seguridad. Éste fue uno de los motivos que llevó al ayuntamiento a realizar una campaña de concienciación centrada en los bares, según explicó ayer la alcaldesa, Maria Josep Ortega. 

«En ningún caso queremos demonizar ni decir que es malo ir al bar, pero hay que tomar unas medidas que, de momento, han venido para quedarse y hay que convivir con ellas», dijo, mientras instaba a adoptar estas precauciones tanto en bares como en reuniones familiares. 

La pandemia del coronavirus se ha cobrado en los últimos días una nueva víctima mortal en la Ribera, en este caso en el propio Carlet. Según los datos actualizados ayer por la Conselleria de Sanitat, se elevan a 41 las personas fallecidas en el Departamento de Salud de la Ribera y a un total de 52 en el conjunto de la comarca, que sanitariamente depende de hasta cuatro áreas diferentes. La última víctima es una persona mayor con patologías previas, según confirmaron fuentes municipales. La Covid-19 provoca así un tercer fallecimiento en Carlet, una localidad que empieza a respirar con tranquilidad tras doblar la curva de contagios que disparó todas las alarmas a mediados de septiembre al contabilizar 131 positivos.

Te puede interesar:

Los datos facilitados por Salud Pública el pasado jueves reducían los casos activos a 35, si bien la estadística de la conselleria aún mantenía ayer 47. Los alcaldes es han quejado en diferentes ocasiones de este desfase en los datos de contagios, ya que provocan incertidumbre en la población. El alcalde de l’Alcúdia, Andreu Salom, explicó el jueves en la carta dirigida a los vecinos que el motivo de estas diferencias es que las estadísticas que publica la conselleria dos veces por semana se basan en datos «consolidados», es decir, aquellos confirmados tras un doble PCR positivo, de acuerdo con los protocolos de la Organización Mundial de la Salut.

También la alcaldesa de Carlet, comentó ayer que estas disparidad de cifras está creando problemas en la población al mostrar una misma realidad aunque con varios días de diferencia. Ortega destacó el buen trabajo del área de Salud Pública de la Ribera ya que permitió detectar con celeridad el repunte de positivos en su municipio.