Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Multa de 400 euros por llamar «comemierda» a un policía cuando le denunciaba en Alzira

Un «no sabes a quién conozco, payaso» se salda con 300 € de sanción

Agentes de la Policía Local, en una imagen de archivo.

Agentes de la Policía Local, en una imagen de archivo.

La amenaza que un vecino profirió a dos agentes de la Policía Local de Alzira al advertirles de que si le denunciaban su actitud tendría «consecuencias» -esto no va a quedar así, vino a decir- se ha vuelto en su contra. Los hechos sucedieron el pasado mes de noviembre y el expediente sancionador incoado por el ayuntamiento se ha cerrado con una multa de 200 euros por una infracción leve de la Ley sobre Protección de la Seguridad Ciudadana.

No es la única sanción por faltar al respeto a los agentes en el ejercicio de sus funciones que acaba de imponer el ayuntamiento ya que, si bien no se trata de un comportamiento generalizado -los casos representan una mínima parte dentro del gran número de servicios que prestan las patrullas en la calle, apuntan desde jefatura-, de tanto en tanto, los agentes que acuden a atender un servicio o imponen una multa a un vehículo mal estacionado tienen que tragar saliva ante desplantes, insultos e incluso amenazas.

El propietario de un vehículo que se encontraba estacionado sobre un paso de peatones junto a la zona de ocio, a pesar de haber espacio suficiente para aparcar correctamente, según hicieron constar los agentes en el parte, no dudó en arremeter contra el funcionario que rellenaba el boletín de denuncia al grito de «comemierda», un insultó que llegó a repetir en diferentes ocasiones.

El incidente se produjo de madrugada el pasado 17 de noviembre -el estado de alarma ha demorado la resolución de algunos expedientes-, en un momento en que la vía pública se encontraba bastante concurrida. Los agentes le advirtieron de las consecuencias de su actitud y, el propietario del vehículo cesó por unos momentos los insultos, que repitió cuando la patrulla abandonaba el lugar «jactándose ante los presentes».

El expediente sancionador incoado también califica esta falta de respeto como una infracción leve de la ley, aunque la sanción impuesta se eleva en este caso a 400 euros.

La junta de gobierno también acaba de resolver un tercer expediente sancionador por un incidente ocurrido el 21 de diciembre a mediodía cuando, durante la confección de un atestado, uno de los implicados no dudo en dirigirse al agente con el calificativo de «chulo» y, advirtiéndole de forma amenazante e irrespetuosa: «No sabes a quien conozco payaso». El expediente se ha cerrado en esta ocasión con una multa de 300 euros.

En ninguno de los tres casos, las personas sancionadas formularon alegaciones para rebatir los hechos descritos en las denuncias por lo que la resolución del expediente confirma íntegramente la propuesta de sanción del instructor.

Compartir el artículo

stats