El Ayuntamiento de Sumacàrcer ha conseguido una subvención de 14.500 euros para elaborar un plan director del Castillo de Penyarroja, un documento que marcará las actuaciones que se deben realizar para conservar los restos que se conservan de esta antigua fortaleza y que, según ha explicado el alcalde, David Pons, también debe plantear una mejora de los accesos. Pons destacó que el objetivo último es frenar el proceso de deterioro que presenta este emblema del municipio.

La dirección General de Cultura y Patrimonio de la Generalitat Valenciana ha concedido esta subvención de 14.500 euros, que permitirá encargar la redacción de este plan director, un objetivo que el Ayuntamiento de Sumacàrcer persigue desde hace muchos años con el fin último de preservar su patrimonio histórico.

Los trabajos previos para la redacción de este plan director también permitirán documentar debidamente los restos del castillo, una construcción que tiene su origen en el siglo XI y que presenta un estilo arquitectónico islámico y medieval. Tuvo sus momentos de esplendor en la época del Califato de Córdoba y en él se encontraron restos de cerámica califal.

El castillo de Sumacàrcer se localiza en la cima de la montaña y es una de las señas de identidad del municipio. Tiene a sus pies el singular cementerio municipal. Este lugar fue ocupado al menos desde la época ibérica. Está declarado Bien de Interés Cultural (BIC) desde el año 2001 y la elaboración del plan director permitirá realizar los trabajos de documentación, investigación, difusión, accesibilidad y desarrollo sostenible a través de diferentes documentos técnicos, según detallaron fuentes municipales, mientras señalaban la redacción de este documento también permitirá optar en el futuro a ayudas para los trabajos de consolidación.