Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ocho equipos ribereños entran en liza en la regional femenina

El Alzira competirá en la Autonómica mientras su filial lo hará en Primera Regional junto a Castellonense y Càrcer

Las competiciones del balompié femenino regional echan a andar nuevamente tras echar el cierre de forma prematura a causa de la pandemia el pasado marzo. Los conjuntos ribereños vuelven este fin de semana a escena con más ganas que nunca y objetivos realistas y ambiciosos a partes iguales.

En Liga Autonómica la UD Alzira será una temporada más el único conjunto de la comarca. El equipo de Juanpe Martín terminó en 3.ª posición, a solo seis puntos del liderato, tras rehacerse de un inicio dubitativo que por momentos le lastró de cara a hacerse con esa primera plaza. Hasta tres bajas ha sufrido un bloque ya consolidado al que se unen jugadoras como María Mateu (Canals), Paula Ortiz (Valencia) o Carmen (Dragon Force), jugadora del filial que está actuando con el primer equipo. Para Jaunpe el equipo «llega fuerte» teniendo en cuenta las peculiaridades de la pretemporada. El técnico no se esconde: «Si digo que el objetivo no es ascender estaría engañando a la gente, pero me conformaría con disfrutar de lo que más nos gusta y ser felices realizándolo». «Cada fin de semana será una final», apunta.

En 1.ª Regional hasta tres equipos defenderán los intereses ribereños. El Càrcer cumplirá su tercer año en la categoría. El equipo de Jaime Juan Bataller se ha definido como un conjunto ofensivo que no teme ningún contexto. A las Alexandra López, María Pons o Andrea Tormo (la máxima artillera las últimas dos temporadas) se han unido otras como Paula González, delantera procedente del Alzira que complementará el ataque, María Alcover o Cintia Torres, las últimas, llegadas desde el Ciutat d’Alzira. Para Bataller el objetivo es «estar en lo más alto y superarse año tras año».

El Castellonense debutó la pasada temporada y hasta el parón cumplió: venció a rivales directos, se hizo fuerte en casa y se alejó de las posiciones bajas. Como novedad Inés Puchol abandona el banquillo para volver a incorporarse a la plantilla. Su lugar en la dirección técnica recalará esta temporada en José Luis García «Selu» que afronta su primera experiencia como entrenador. La plantilla prácticamente se mantiene y en pretemporada a pesar de llevar pocos entrenamientos «el equipo ha ido plasmando lo trabajado», comenta un Selu que aspira a «consolidar el equipo en la categoría».

En los últimos días, el filial del Alzira ha pasado de 2.ª a 1.ª tras una renuncia. El equipo ve así premiada su trayectoria previa al fin de la temporada pasada cuando acumulaba ocho triunfos consecutivos que le metían de lleno en la lucha por el ascenso. Paula González abandonó el banquillo del Venecia dejando este lugar al técnico Carlos Sanfélix. El ex del Levante (con el equipo granota conquistó hasta 12 títulos, entre los que se incluyen 2 ligas, con un ascenso a Nacional incluido) no teme el salto de categoría y tiene clara la línea a seguir desde el comienzo: «Tenemos que hacernos fuertes las primeras jornadas para perder el mínimo de puntos ya que con el paso de las jornadas iremos creciendo». Hasta 11 jugadoras nuevas (todas sub-20) han llegado al filial, que ha visto aumentada su calidad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats