Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mancomunitat y Cullera ya pelean en el juzgado

El consistorio cullerense se niega a reconocer una deuda con el ente comarcal

El alcalde de Almussafes, entre los primeros ediles de Sueca (a la izquierda) y Cullera.

El alcalde de Almussafes, entre los primeros ediles de Sueca (a la izquierda) y Cullera.

El juzgado de lo contencioso-administrativo número 1 de Valencia ha reclamado a la Mancomunitat de la Ribera Baixa que le remita el expediente relativo a la salida del Ayuntamiento de Cullera de esta entidad comarcal tras el recurso presentado contra el ente comarcal por el consistorio de la ciudad turística. Las diferencias existentes sobre la cuantía y la posible caducidad de la deuda que arrastraba el Ayuntamiento de Cullera, que algunos elevan hasta los 400.000 euros, han acabado no solo por emponzoñar las relaciones políticas en la comarca sino que también han llegado ya a los tribunales.

Cullera, entonces gobernado por el PP, anunció en 2011 su salida de la Mancomunitat. Pero el ente no lo acepta al considerar que una separación voluntaria requería un aviso con un año de antelación, entre otras cuestiones. Uno de los alcaldes que mayor empeño ha puesto en reclamar la deuda a Cullera ha sido el primer edil de Almussafes, Toni González, que pertenece al mismo partido, el PSPV-PSOE, que el presidente del consistorio cullerense, Jordi Mayor. La relación entre ambos dista mucho de ser perfecta.

González llegó a acusar a los responsables de la Mancomunitat de gestionar de manera negligente el ente por no haber exigido a Cullera el pago de la deuda y anunció que estaba dispuesto a emprender acciones tanto políticas como judiciales si no se normalizaba la situación. Ahora el juzgado ha ofrecido a los actuales gestores de la Mancomunitat la posibilidad de personarse en el juzgado, pudiendo ser asistidos por abogados, para responder a los argumentos empleados por Cullera en su demanda.

La Mancomunitat resolvió la liquidación de la deuda de Cullera, que fue recurrida por el ayuntamiento el 26 de mayo. Posteriormente, el ente comarcal dictó una providencia de apremio de 2 de julio de 2020 contra el Ayuntamiento de Cullera y este interpuso el recurso contencioso-administrativo contra contra la liquidación y contra la providencia de apremio. El juzgado admite también la personación en la causa de cada uno de los ayuntamientos implicados a título individual.

Algunos de los municipios ya están estudiando la posibilidad de personarse ante el juzgado de lo contencioso administrativo número 1 de Valencia. La mancomunidad de la Ribera Baixa la conforman los ayuntamientos de Albalat de la Ribera, Almussafes, Benicull de la Ribera, Corbera, Favara, Fortaleny, Llaurí, Polinya del xuquer, Riola, Sollana y Sueca.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats