Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los enfermeros piden que las agresiones se consideren atentado a la autoridad

El colectivo reclama comprensión: "Se realiza un gran esfuerzo para proteger la salud de la población y no se nos tiene en consideración"

El Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (Cecova) reclamó ayer que las agresiones a los profesionales sanitarios tengan la consideración de atentado a la autoridad tras el suceso ocurrido en el hospital de Alzira, en el que un hombre agarró del pelo a una enfermera y la arrastró por el suelo tras conocer que un familiar había fallecido.

El colectivo mostró su profundo rechazo por el suceso y pidió al Gobierno mayor protección. «Es necesario que se cumplan los protocolos de seguridad para evitar este tipo de hechos y que las agresiones sean consideradas como atentado a la autoridad en cumplimiento de la Ley 10/2014, de 29 de diciembre, de la Generalitat, de Salud de la Comunidad Valenciana», manifestó el Cecova, que además insistió en que en esta materia «no se deben realizar distinciones sobre si el profesional sanitario pertenece a la sanidad pública o privada».

En la línea de las manifestaciones sindicales de los últimos días, reclamó mayor comprensión al conjunto de la población. Por un lado, «para que tengan en cuenta que los trabajadores no son responsables de las limitaciones que tiene el sistema en el caso de que situaciones de este tipo puedan tener alguna relación con ellas», expresó el colectivo. Asimismo, subrayó que las enfermeras «están realizando un importante esfuerzo para proteger la salud de la población arriesgando su seguridad personal, ante lo cual se debe tener hacia ellas la consideración que merece su entrega y dedicación en todo momento y, especialmente, en una situación tan delicada como la actual».

Violencia física y verbal

Al respecto, el Cecova también deplocró que los profesionales de la Enfermería de los servicios de Urgencia, las consultas de Atención Primaria y las propias plantas de hospitalización sean «los que registran más actos violentos verbales y físicos por parte de los pacientes y de sus familiares o acompañantes».

Por último, lamentó que este tipo de episodios suelen dejar todo tipo de secuelas físicas y psíquicas «que nunca nos podemos permitir ni debenos consentir, especialmente ahora que se pide un esfuerzo a toda la sociedad».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats