Agentes de la Policía Local apresaron el lunes a un individuo acusado de perpetrar un robo con intimidación en el bar Cantó, ubicado en la plaza del Convent. El hombre detenido había amenazado a una mujer con una navaja. Un testigo, que accedía al bar y presenció lo ocurrido, evitó que el presunto ladrón huyera con el dinero robado, unos 80 euros.

Los agentes se desplegaron y cerraron la zona centro, localizando pocodespués al presunto ladrón. Fue identificado y detenido en otro bar cercano, como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación utilizando un arma blanca. Finalmente, fue conducido al cuartel de la Guardia Civil para tramitar las posteriores diligencias.