Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El refugio costará 600.000 euros y podrá acoger hasta 200 animales

La inversión inicial se eleva a 657.000 euros con el equipamiento y los vehículos

El albergue de animales que el Consorcio de la Ribera construirá en Tavernes de la Valldigna tendrá capacidad para un máximo de 200 perros -si bien la ocupación óptima se ha estimado en 110- y requerirá de una inversión de casi 600.000 euros, según el estudio de viabilidad presentado ayer en Algemesí a representantes de una veintena de ayuntamientos. Este informe cifra entre 1,25 y 2 euros por habitante la cuota que deberán abonar los municipios que se adhieran al nuevo servicio mancomunado de recogida y control de mascotas abandonadas. La cantidad final dependerá del número de ayuntamientos que participen. La inversión global se eleva hasta los 657.000 € si se incluyen también los vehículos y el equipamiento necesario para prestar el servicio.

El estudio económico contempla financiar la construcción y equipamiento del núcleo zoológico con un préstamo por el importe total de la inversión (657.000 euros), que se amortizaría en un plazo de diez años a través de las cuotas que aportarán los ayuntamientos, si bien el consorcio tiene previsto buscar financiación vía subvenciones para reducir en lo posible el importe del crédito.

El Consorcio de la Ribera ha llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de Tavernes por el que éste cede una parcela de algo más de 3.000 metros cuadrados en el polígono El Golfo para la construcción del refugio a cambio de beneficiarse del nuevo servicio de recogida de animales sin coste alguno durante ocho años. El ente que agrupa a las mancomunidades de la Ribera Alta y la Ribera Baixa ha encontrado esta alternativa después de que ningún ayuntamiento de la Ribera ofreciera suelo para el núcleo zoológico que será la base del nuevo servicio de recogida de mascotas de carácter público y en el que se buscará la colaboración de protectoras para propiciar adopciones. El consorcio, que contaba con la conformidad de 34 ayuntamientos para impulsar este refugio comarcal cuando se planteó la opción inicial de Alzira, ha emplazado a los alcaldes a que, a lo largo del mes de noviembre, comuniquen su adhesión por acuerdo de pleno en base a las nuevas condiciones. La adhesión comporta un compromiso de permanencia de diez años o, en su defecto, una compensación económica en caso de revocación al estar vinculada la construcción a un préstamo.

Los representantes del consorcio expusieron ayer la responsabilidad que el anteproyecto de la Ley de Protección de Animales de Compañía asigna a los ayuntamientos y, como ya adelantó su presidente, Òscar Noguera, confían en que no sólo se mantenga la adhesión de los 34 ayuntamientos interesados -35 ya con Tavernes-, sino que incluso se pueda ampliar.

La hoja de ruta establecida contempla que una vez se concrete la adhesión de los municipios y se ajuste el estudio económico en base a la población a la que se vaya a prestar el servicio, el consorcio formalizará en diciembre la aceptación del solar ofrecido por el Ayuntamiento de Tavernes y, a lo largo del próximo año, se concertará la financiación, se encargará tanto el proyecto como la construcción del refugio y se gestionarán las autorizaciones necesarias con la perspectiva de que en el primer trimestre de 2022 se pueda iniciar la actividad tras la selección de los cuatro trabajadores que atenderán el albergue y la firma de convenios de colaboración con protectoras.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats