Ya han empezado los trabajos de exhumación de la sexta fosa en la que se buscan los restos de dos amigos de Benifaió, fusilados en octubre de 1939, y que podrían estar enterrados juntos en la fosa 73B del cementerio de Paterna. Nada más acabar la excavación en esta fosa, iniciarán los trabajos de exhumación en la fosa 33 del mismo camposanto, en la que esperan encontrar enterrados solo los restos de Manuel Hernández, vecino de Carlet y fusilado el 28 de julio de 1939.

Se presume que los dos amigos de Benifaió formaban parte de una saca -nombre con el que se denominaba al grupo de personas sacadas juntas de la cárcel para fusilar- de veinte individuos a los que buscan desde 2013 y todavía no han podido encontrar, según ha relatado el arqueólogo director de la intervención, Miquel Mezquida

«Llevamos desde 2013 buscando a unos vecinos de Benifaió. Ya hicimos exhumaciones en 2017 y hemos localizado a algunos que estaban enterrados en fosas individuales pero estos dos en concreto dicen los testimonios orales que los enterraron junto al pasillo pero no los hemos localizado aún y seguimos la búsqueda», ha explicado.

Se trata de dos víctimas del mismo pueblo, bastante amigos. Alguien de la familia estuvo presente cuando los ejecutaron y los enterraron aparte. «Buscábamos a veinte víctimas, luego vimos que tres estaban enterrados aparte y la búsqueda de los dos juntos es la que más se está perseverando», ha reconocido Mezquida, que también subraya que otro problema «grande» de Paterna es que el registro del cementerio original desapareció en la transición, lo que ha considerado una «ocultación de pruebas», y «las familias que no pudieron mantener la propiedad de las fosas, ahora no encuentran a sus familias».

«Si la familia mantiene la propiedad es perfecto porque está fácil de localizar pero si no es así, es como buscar una aguja en un pajar», sostiene. Los amigos de Benifaió fueron fusilados entre el 25 y 27 de octubre de 1939.

La exhumación busca a un vecino de Carlet que sigue sin aparecer

Cuando finalicen los trabajos de la fosa 73B empezará la exhumación de la fosa 33, otro «caso antiguo» de trabajos realizados entre 2017 y 2018 sin localizar a las víctimas. Se trata de la fosa donde está enterrado Manuel Hernández, vecino de Carlet, que supuestamente estaba en la fosa 22 pero que no fue hallado en ese nicho. «Justo cuando acabaron los trabajos, una vecina del pueblo le dijo a la familia que lo habían enterrado solo». Entre esta semana y la que viene podrían estar acabados ambos trabajos. También han empezado los trabajos de exhumación de 42 víctimas fusiladas a principio del año 40 en el antiguo cementerio civil de Castellón, donde supuestamente hay 500 víctimas, de las que ya se ha recuperado un centenar. También se está realizando el mapa de fosas de la provincia de Valencia. Ya hay catalogadas 172 fosas, aunque se calcula que puede haber unas 300.