Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

La historia siempre se repite en Alzira

La historia siempre se repite 
en Alzira

La historia siempre se repite en Alzira

Toda la vida he oído hablar del desprecio que sienten los comunistas hacia las personas emprendedoras que ven en la agricultura una forma de vida digna. La agricultura siempre ha sido un oficio noble y duro pero que dotaba de orgullo, independencia y libertad a las personas que trabajaban en ella, algo que nunca interesó a los mandarines de la extrema izquierda. Ni antes ni ahora.

A lo largo de los últimos años, he tenido la oportunidad de comprobar en primera persona cómo Compromís y el PSPV-PSOE, que gobiernan en coalición tanto en la Generalidad como en Alzira, están convirtiendo el campo en koljoses soviéticos destinados a poner en manos del estado la producción agraria y a arruinar a los propietarios de explotaciones para quitarles prioritariamente lo que más les molesta, que es el orgullo de aquello que han conseguido con su propio esfuerzo.

Barrancos en el más absoluto abandono que obligan a las aguas torrenciales a desbordarse inundando campos con sus cosechas a punto de recoger. Los agricultores tienen que ver cómo una vez más pierden sus cosechas por que la Administración no ha hecho los deberes.

El gobierno alzireño tampoco convoca el Consell Agrari por que desprecia la opinión de sus componentes, miembros de la sociedad agrícola local. El caos comienza a imperar en el campo. Cuerpo a tierra. Que Dios nos pille confesados.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats