Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD Alzira salva un punto ante el Villarreal C pero se deja el liderato

El ribereño Álex Forés adelanta a la cantera castellonense y Beli, de penalti, empata

Abel presiona a Robert Bairam durante el encuentro entre Alzira y Villarreal.  | SERGI ROSELL

Abel presiona a Robert Bairam durante el encuentro entre Alzira y Villarreal. | SERGI ROSELL

Reparto de puntos entre la UD Alzira y el Villarreal C en un duelo en el que los de la Ribera perdieron el liderato ante un sólido rival que ha tenido un mal arranque, ya que todavía no sabe lo que es ganar. Sobre el campo, ambos dejaron ver que cuentan con argumentos más que suficientes para estar a la cabeza del grupo norte de Tercera.

De hecho, la cantera «grogeta» alineó a cuatro de sus seis jugadores internacionales: Iker, Aitor, Pacheco, Forés, Pascu y Muriel, lo que motivó la presencia en el Camp d’Esports de Venècia del seleccionador Sub-19, Sanit Denia. Quizás fuese esta visita. O la necesidad de sumar cuanto antes tres puntos para no alejarse demasiado de los puestos de cabeza. Pero lo cierto es que el cuadro visitante salió mejor colocado sobre el campo.

La primera gran ocasión llegó, de hecho, del lado de los castellonenses. El delantero de Real Álex Forés, uno de los mejores goleadores juveniles las dos pasadas campañas, puso a prueba al guardameta polaco Pawel Florek antes de cumplirse el minuto diez de juego. En su segundo intento no perdonó y adelantó a los suyos, concretamente en el 17. Un cúmulo de circunstancias favorecieron al atacante ribereño, ya que el balón, que llegó por alto, no pudo despejarlo ni Soler, que se resbaló, ni Gomis.

Los de Dani Ponz se hicieron con el dominio del partido, pero éste era estéril y no se tradujo en serias ocasiones de peligro para el guardameta internacional del Villarreal. Hubo que esperar a que pasase la media hora de juego para que el Alzira probase a Iker, aunque el disparo de Mauro, primero, salió mordido. Beli también gozó de una oportunidad en el lanzamiento de una falta, pero el arquero «groguet» impidió que el balón entrara.

Tras el descanso, de nuevo Forés capitalizó el potencial ofensivo de los visitantes. Su disparo se marchó cerca del poste. No obstante, los de Dani Ponz demostraron que no dan los partidos por perdidos mientras quede tiempo de juego. Lo intentó en un saque de esquina, pero el cabezazo de Kaiser fue a parar a las manos de Iker. El técnico azulgrana planteó tres cambios y modificó el esquema táctico, lo que se tradujo en un mayor dominio. Y peligro.

Aire fresco

Mauro tuvo en su testa la más clara de todas las ocasiones, con un remate muy ajustado al palo que, nuevamente, se encontró con un gran Iker. Adri protagonizó varias jugadas individuales en las que aprovechó su frescura. En una de sus internadas al área fue derribado y provocó la pena máxima. Beli demostró entereza y ajustó el disparo a la base del palo y devolvió el empate al marcador, que ya no se movería. Y no porque no lo intentara el Alzira, que incluso tuvo ocasiones de remontar el encuentro.

El reparto de puntos deja a un Villarreal que todavía no sabe lo que es vencer y a un Alzira que pierde el liderato en beneficio del Atlético Saguntino, que adelanta a los de la Ribera en un punto. La clasificación, no obstante, está de lo más apretada, algo propio del inicio de temporada y de la gran igualdad del grupo. La diferencia entre los de Sagunt y el séptimo, Vilamarxant, es de solo cuatro puntos. Si se tiene en cuenta que el grupo está formado por once equipos, este se traduce en una clasificación que se asemeja más a una montaña rusa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats