Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las farmacias evitan vender el anestésico inhalado por menores

Un boticario de Montserrat reconoce que todos los meses algún joven solicita el producto y el personal responde que no dispone del medicamento cuando sospecha de algún uso inadecuado

José Antonio Puchades, junto a miembros del equipo que atiende la Farmacia Puchades de Montserrat. | LEVANTE-EMV

José Antonio Puchades, junto a miembros del equipo que atiende la Farmacia Puchades de Montserrat. | LEVANTE-EMV

El consumo del cloruro de etilo como droga a través de la inhalación -se trata de un anestésico local que se debe aplicar sobre la piel aunque algunos jóvenes lo proyectan sobre un trapo o la manga de una chaqueta para esfinarlo a pesar de que puede provocar un coma e incluso la muerte súbita- es tan antiguo casi como la existencia del producto y hay farmacias que evitan venderlo a jóvenes o adolescentes conscientes del mal uso que en ocasiones realizan. El responsable de la Farmacia Puchades de Montserrat, José Antonio Puchades, confirmó ayer que, si bien no hay una demanda generalizada, todos los meses, normalmente coincidiendo con las guardias del fin de semana, pasan por el establecimiento «uno o dos» adolescentes que solicitan este producto y, cuando hay dudas, el personal les contesta que no disponen del cloretilo.

«Cuando son chicos de 14 o 15 años sabemos que no le van a dar el uso adecuado y decimos que no tenemos. Desde siempre, desde que lo conozco hace más de veinte años, se ha gastado para eso, pero antes estaba considerado un medicamento y hacía falta receta. No sé por qué se eliminó como medicamento ya que en el momento en que se puede vender sin receta es más accesible, ahora es un producto como el esparadrapo o el alcohol y se puede vender a cualquiera», comentó.

La intoxicación sufrida por una menor de Montroi, que el pasado fin de semana llegó a entrar en coma durante una videoconferencia con unas amigas, ha destapado el consumo de este producto que provoca euforia y excitación entre adolescentes de la Vall dels Alcalans. Los padres no han podido confirmar que el cloretilo fuera el origen de la grave crisis sufrida por la chica, aunque las indagaciones realizadas en el entorno de amigos permitió constatar que lo había probado con anterioridad. Y no solo ella.

El farmacéutico detalló que cuando se pregunta a estos clientes para qué quieren este producto suelen contestar que por alguna torcedura de tobillo, un dolor muscular e incluso, en ocasiones, para aliviar el dolor de un tatuaje aunque, según incidió, «no está indicado para eso porque te anestesia». «En esos casos lo tenemos claro y si no llevan algún justificante médico.... cuando les dices que no se van», indicó José Antonio Puchades.

El responsable de la farmacia destacó que si se utiliza correctamente el cloruro de etilo no presenta ningún problema aunque, cuando se inhala, al ser un anestésico, «tiene efectos sobre el sistema nervioso central».

La adolescente recibe el alta y los médicos descartan secuelas

La adolescente de Montroi que quedó inconsciente el sábado por la noche cuando participaba en una videoconferencia con algunas amigas -incluso llegó a ser ingresada en la UCI- recibió ayer el alta hospitalaria y los médicos consideran que no tendrá secuelas, según confirmaron fuentes de la familia. La chica mantiene que no recuerda haber ingerido esa noche cloruro de etilo, aunque un familiar la encontró tirada en el baño. La joven fue atendida en un primer momento en el centro de salud de Montserrat y después, evacuada de urgencia al Hospital General. Después pasó al IMED, donde ayer recibió el alta.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats