Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La música también se protege de la pandemia

La banda Santa Cecilia de Cullera, una de las mejores del mundo, impone un estricto plan de prevención para mantener su actividad

Fumigación con desinfectante anti-covid de una de las salas de ensayo de la banda. | JOAN GIMENO

Fumigación con desinfectante anti-covid de una de las salas de ensayo de la banda. | JOAN GIMENO

La Sociedad Musical Instructiva Santa Cecília de Cullera ha redoblado esfuerzos, como la gran mayoría de las bandas valencianas, para mantener todas sus instalaciones con la máxima de seguridad sanitaria. Su objetivo es garantizar que sus espacios estén en condiciones óptimas en todo momento para prevenir cualquier posible contagio por covid-19. La música no puede parar.

Además, en las últimas semanas debido a los actos conmemorativos de Santa Cecília, los trabajos de control y desinfección se han intensificado para que toda la actividad cultural pudiera realizarse con todas las medidas de prevención y limpieza necesarias ante la situación actual.

El reajuste del espacio del auditorio y de la sala Elvira Chornet para que los músicos estén a la distancia de seguridad recomendada ha sido una de las tareas puesta en marcha. También la constante ventilación y desinfección de cada una de las estancias; la instalación y recarga de los distintos puntos-covid para la desinfección personal con productos homologados específicos, el uso de termómetros para conocer la temperatura corporal y la señalización de entradas y salidas.

También se ha adquirido material para que el profesorado, el alumnado y los padres y madres puedan realizar su tarea habitual en las instalaciones con seguridad. Igualmente se han facilitado salivadores a los instrumentistas de viento para evitar que se queden restos de saliva en las instalaciones. Y gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Cullera, también se han proporcionado máscaras para las campanas de los instrumentos con el objetivo de reducir la propagación de aire que se expulsa por los mismos.

Todo esto ha supuesto una inversión tanto económica como de tiempo personal para que todo funcione como es debido. Santa Cecília de Cullera trabaja para demostrar que la cultura programada con responsabilidad es segura y debe seguir en marcha.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 963 030 950.

Compartir el artículo

stats