La vicesecretaria general del PPCV y responsable de políticas sociales del partido, Elena Bastidas, criticó ayer la gestión del gobierno autonómico de las residencias, entre ellas la de Carlet, donde alertó de irregularidades.

En ese sentido, indicó que en la residencia de Carlet el personal de refuerzo «está trabajando sin contrato y llevan dos meses sin cobrar». «Se trata de 4 enfermeras, 12 auxiliares y al menos diez personas de limpieza», enumeró y calificó de «incomprensible que estén trabajando sin contrato». «Hago un llamamiento para evitar esa situación de esos trabajadores sin contrato en una residencia pública, atentando contra sus derechos laborales. Si no firman su contrato, no lo cobran», aseguró la representante popular.

«Mientras que el panorama es desolador, el Consell se ha subido de tapadillo el 2 % del sueldo, suprimen ayudas y no pagan a la gente que atiende a los más necesitados», manifestó Bastidas.