Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oposición respalda ubicar la base del Ejército en Alzira aunque el PP solo ve «humo»

Ciudadanos considera excesivamente «atrevido» que el alcalde lance la propuesta sin haberse asegurado el apoyo de la gobierno autonómico

Si de los grupos de la oposición dependiera, el gobierno alcireño (Compromís-PSOE) no tendría ningún problema para ubicar en la partida de la Garrofera la futura base logística del Ejército de Tierra. Ni PP, ni Ciudadanos ni Vox plantean objeción alguna a una infraestructura que representaría una inversión de 350 millones de euros al considerar que aportaría riqueza a la ciudad aunque, lanzada la carrera en competencia con varias capitales de provincia como Toledo, Jaén o Segovia, cuestionan las posibilidades de Alzira o, al menos, la estrategia trazada por el alcalde, Diego Gómez, para que el Ministerio de Defensa se decante por la opción valenciana.

«No tenemos información, pero no podemos estar en contra de ninguna infraestructura que aporte riqueza a la ciudad, aunque creemos que es una bomba de humo más con la que el gobierno intenta tapar la realidad de una gestión ineficaz», señaló el portavoz del PP, José Andrés Hernández. El líder popular afeó además a Compromís su «doble moral» ya que, según indicó, cuando estaba en la oposición y se proyectó un PAI con 3.000 viviendas y un campo de golf en la Garrofera, «su frase literal fue que ésta no podía tener otro destino que no fuera el paisajístico y agrario, pero ahora pretenden instalar una base militar. Se dedican a lanzar bombas de humo irrealizables para tener entretenida a la gente y se contradicen con lo que defendían cuando estaban en la oposición», incidió.

El portavoz de Ciudadanos, Miguel Vidal, por su parte, también dejó claro que, llegado el caso, su grupo apoyaría la instalación de este complejo logístico del Ejército, pero valoró como «un poco atrevido» el anuncio del alcalde al considerar que «antes de lanzar este tipo de noticias primero se tenía que haber asegurado un apoyo institucional». Vidal recordó que otras ciudades importantes también se han posicionado para optar a este centro logístico que prevé dar empleo a 1.500 personas y, en algunos casos, sí cuentan con el respaldo de sus gobiernos autonómicos.

En el caso de Alzira, Diego Gómez ha emplazado a la Generalitat a «capitanear» el proyecto consciente de que sin el respaldo del Consell será inviable impulsar una infraestructura para la que se precisan 500.000 m2, aunque el gobierno autonómico no se ha pronunciado sobre el proyecto.

Por su parte, el portavoz de Vox, Ricardo Belda, no dudó en señalar que sería «una suerte» que el ministerio instalara esta central logística al entender que «mejoraría enormemente la situación económica de la población y de la comarca en su conjunto». El edil indicó que, dadas las características, no debe representar ningún peligro y señaló que podría ser un revulsivo «como pasó en Almussafes con la Ford». «No sé si hay posibilidades de conseguirlo, pero estamos en la carrera y sería bueno que el gobierno autonómico nos tirara una mano en esta competición», indicó.

Compartir el artículo

stats