Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Compromís reclama el informe que permitió evitar el toque de queda

Los nacionalistas de Sueca insisten en pedir la dimisión del edil y responsabilizan al alcalde

Tras la polémica suscitada por el salvoconducto firmado por el concejal de Agricultura de Sueca, José Luis Ribera, que autorizaba al colectivo de cazadores a circular saltándose el toque de queda, y después de escuchar las explicaciones del edil, Compromís reiteró ayer su petición de dimisión y responsabiliza también al alcalde.

El concejal suecano alegó que el permiso otorgado a los cazadores era legal y que, dada su formación jurídica, jamás lo habría firmado de su puño y letra en caso contrario. Una explicación que no convenció a los nacionalistas, que ayer enviaron una solicitud al consistorio en la que se requería el supuesto informe jurídico que avaló la decisión final de Ribera. «Redactar un papel que exime al portador de cumplir el toque de queda es una competencia solo reservada a las administraciones estatales y autonómica», insistieron los portavoces de Compromís.

En ese sentido, los nacionalistas dudaron de la efectividad del salvoconducto: «¿Qué hubiera pasado si un cazador hubiera sido interceptado por la policía saltándose el toque de queda? Evidentemente, como el resto de personas que se movían entre las 22.00 y las 6.00 horas, sin necesidad o sin prestar servicios esenciales, habría sido sancionado. Porque el papel firmado por el concejal de Agricultura no tiene ninguna validez legal».

Para la formación valencianista la postura de Ribera de «escudarse en unos presuntos estudios técnicos y compartir la responsabilidad con la Junta de Tiradas no es demasiado elegante, el responsable político es él». «Parece que el señor Ribera no es consciente de la gravedad de la situación sanitaria, y pone sus intereses particulares y de promoción personal por ante el bien común. Una parte importante de los sectores económicos están parados, hecho que supone grandes pérdidas», añadió el colectivo.

Por último, Compromís también cargó de culpa a la máxima autoridad municipal: «El responsable político final de esto es el alcalde, Dimas Vázquez, que hizo lo posible para conseguir el sillón de alcalde, saltándose el Pacte del Botànic, y pactando con la derecha de PP y Ciudadanos».

Compartir el artículo

stats