Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La presión de la Covid llena como nunca las habitaciones del hospital

El centro duplica camas en nuevas plantas y la UCI también registra cifras récords de ocupación

Hospital de la Ribera.

Hospital de la Ribera. Vicent M. Pastor

El Hospital de la Ribera ha alcanzado con el último repunte de contagios por coronavirus los niveles de ocupación más elevados de toda la pandemia y esta presión asistencial se traslada también a la UCI, donde ayer había ocupadas 50 de las 58 camas disponibles tras habilitar quirófanos para la atención de críticos, lo que también representa una cifra récord, según fuentes del comité de empresa. La dirección ha duplicado esta semana habitaciones de la quinta planta para disponer de más camas si la situación lo requiere y estima que en este proceso de aprovechar al máximo los espacios puede llegar a tener capacidad física para 500 pacientes.

El centro sanitario de referencia para la Ribera ha vivido las últimas dos semanas prácticamente al límite, con apenas camas libres, si bien los datos de altas y bajas fluctúan constantemente. Ayer, además de los 50 pacientes de la UCI, de los que 31 eran enfermos de coronavirus, el hospital contabilizaba 312 personas ingresadas en planta -199 por Covid y 113 por otras dolencias- y otros 35 pendientes de ingreso -trece de ellos por Covid-, a los que hay que sumar un centenar de enfermos que atiende la unidad de hospitalización a domicilio, según señalaron fuentes del comité en base a los datos facilitados por la dirección, de los que se desprende que el centro atendía ayer en sus instalaciones a 397 pacientes.

El alcalde de Alzira, Diego Gómez, que ayer participó en la reunión semanal con las autoridades sanitarias, alertó de la necesidad de rebajar la presión que sufre el hospital ya que los índices de contagios «son altísimos», tanto en la ciudad como en la comarca, mientras la concejal de Sanidad, Gemma Alós, advertía de que aunque las últimas cifras apunten una ligera tendencia a la baja, «ese cambio no se reflejará en el hospital hasta pasadas dos semanas».

El comité de empresa alertó de que, además del retraso en la vacunación de los profesionales que combaten la pandemia en primera línea, el problema «más grave» es la falta de personal. «En la UCI se están dando situaciones muy extremas porque por la noche había sólo 15 enfermeros cuando debía haber 17 y, además, se han incrementado las camas para las que estaba dimensionada la plantilla o se tiene que recurrir a personal que no es especializado». Por otra parte, señalaron que en la quinta planta se han desdoblado habitaciones que no estaban preparadas para dos camas, pero tampoco se ha reforzado el personal.

«Sabemos que la direccción está pendiente de contratar enfermeros, pero vemos que la única esperanza es el decreto de la Generalitat que permite pagar las horas extras y que la gente trabaje más, pero si la situación se alarga esto va a ser un problema porque la gente está muy cansada y, además, se expondrá más horas al contagio, cuando ya están cayendo enfermos», indicaron. Fuentes del comité hicieron un llamamiento para que cualquier enfermero que tenga la titulación y quiera trabajar presente su currículum aunque no esté en la bolsa de trabajo ante la necesidad apremiante de personal.

El goteo de contagios agrava la falta de personal

El goteo de bajas entre el personal sanitario por contagio o ante la necesidad de permanecer aislado por haber estado en contacto con un positivo continúa. Fuentes del comité de empresa cifraron ayer en 127 el número de positivos entre la plantilla del Departamento de Salud -32 más que hace una semana cuando se contabilizaban 95- mientras que otros 77 profesionales se encuentran confinados, una cifra muy similar a la de la semana anterior. El comité de empresa no dudó en señalar calificar como «muy grave» el problema que representa la falta de personal.

Compartir el artículo

stats