Una investigación del Cuerpo Nacional de Policía permitió desmantelar el jueves una plantación de marihuana en una casa de campo del término de Real en la que, según fuentes consultadas, los agentes que participaron en el registro también encontraron diferentes armas y gallos de pelea. En concreto, las fuerzas de seguridad se incautaron de un revólver, un rifle, un arco y una ballesta, además de alrededor de 150 plantas de marihuana que se cultivaban en un espacio habilitado como invernadero.

La vivienda se encontraba vacía en el momento en que se realizó el registro aunque, al parecer, las fuerzas de seguridad sí practicaron detenciones en un municipio de l’Horta, donde también se desarrolló la operación. Las mismas fuentes indicaron que una familia se alojaba en la vivienda desde hace unos meses, posiblemente desde que se decretó el confinamiento por la eclosión de la pandemia de coronavirus. El registro dirigido por investigadores de la Policía Nacional se realizó en presencia del secretario judicial y contó con el apoyo de la Policía Local de Real.

Marihuana también en Carcaixent

Por otra parte, la Guardia Civil de Carcaixent ha podido esclarecer una sucesión de robos cometidos en casas de campo de Alzira, Castelló, Massalavés o Xàtiva mediante la denominada operación «Coulla», que ha permitido detener a un varón de 38 años y nacionalidad española por su presunta participación en delitos de robos con fuerza, receptación y cultivo de drogas.

Las fuerzas de seguridad tenían conocimiento desde principios de diciembre de 2020 de un goteo de robos en casas de campo de municipios de la Ribera y la Costera en los que sustraían todo tipo de herramientas, maquinaria, así como generadores, inversores e instalaciones eléctricas de placas solares.

Las investigaciones realizadas por la Guardia Civil de Carcaixent en el marco de las actuaciones desplegadas para prevenir este tipo de robos con fuerza llevaron hasta un local en el que se localizaron multitud de objetos sustraídos en los robos denunciados, además de 160 plantas de marihuana y una pistola láser.

Los agentes procedieron a la detención de una persona por su presunta implicación en estas acciones delictivas. Las diligencias han pasado a disposición del juzgado de primera instancia e instrucción número 4 de Alzira.