El Ayuntamiento de Benimuslem ha invertido 45.000 euros en la mejora y adecuación de varios caminos rurales con la voluntad de ayudar al sector primario en una coyuntura difícil marcada por la pandemia del coronavirus, indicaron fuentes municipales. En concreto, los caminos incluidos en este plan de reformas son el Camí Fondo, Camí de les Bobes, Camí del Molí, Camí Chufar, Camí Senda de Baix y Camí de la Moia.

El arreglo de estas vías ha sido subvencionado por la Diputación de Valènica. El alcalde de Benimuslem, Ramón Pascual, ha destacado que se trataba de una «adecuación necesaria ya que son unos caminos que marcan la actividad económica de nuestro pueblo y de muchos de nuestros vecinos», incidió.