Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD Alzira visita a un Villarreal C que todavía no ha ganado como local

Los azulgranas se beneficiaron del empate de uno de sus máximos perseguidores entre semana

Lance de un partido de esta temporada de la UD Alzira. | JOSÉ GÓMEZ

Lance de un partido de esta temporada de la UD Alzira. | JOSÉ GÓMEZ

Hoy a las doce se enfrentan en Vila-real uno de los peores equipos como local contra uno de los mejores equipos como visitante. Resulta extraño pero el conjunto villarrealense no ha logrado ganar ninguno de los seis partidos jugados en casa, si bien solo ha perdido uno. La falta de acierto ha sido un lastre. No le ocurre lo mismo a la UD Alzira.

El Villarreal C ha vivido esta temporada en un continuo quiero y no puedo. El segundo filial groguet ha visto con desesperación que ha empatado hasta nueve de los catorce partidos que ha disputado. Sus dos únicas derrotas por lo menos le han permitido llegar a la cuarta plaza pero si se cumple la lógica en las últimas seis jornadas, se quedará a las puertas de la fase de ascenso. Está a dos puntos del Saguntino pero los del Camp de Morvedre tienen dos partidos jugados menos. Además, el miércoles no hubo conchabeo en el derbi villarrealense y le empató en el minuto 90 a su club filial, el CD Roda. Así, impidió a los gualdinegros ponerse a cinco puntos del Alzira.

El segundo filial groguet está cumpliendo con su cometido de formar jugadores al tiempo que compiten y lo más complicado, con una plantilla muy joven que el año pasado ganó la liga de División de Honor. Al cierre de esta edición Lanchi era duda por si iba con el Villarreal B al que también estaba previsto incorporarse Álvaro Forés por la falta de delanteros del conjunto de 2ª B. Asimismo ya está dando oportunidades a futbolistas juveniles a los que ya ha hecho ficha C, como Aitor Gelardo, Pacheco y la perla goleadora, el almeriense Jorge Pascual. «Pascu» logró un poker de goles la semana pasada en Vilamarxant en tan solo once minutos y ya suma 81 en 114 partidos en su estancia en Vila-real.

Miguel Ángel Tena tampoco dispondrá de tres lesionados, el delantero Vivancos y los laterales Carlos Romero e Íñigo Sanclemente.

En el Alzira los ánimos están por las nubes. La jornada de partidos aplazados del miércoles resultó perfecta. Roda y Saguntino empataron sus derbis y se quedan a siete y once puntos y aunque los del Morvedre ganaran los dos partidos aplazados que les restan, como máximo se acercarían a cinco. Toda la plantilla sana sigue a disposición de Dani Ponz y los únicos tocados, Kaiser y Jordi Méndez, ya comenzaron a tocar balón el jueves. En el caso del segundo, lesionado desde hace casi un mes al poco de su llegada, podría tener sus primeros minutos la próxima semana contra el Saguntino.

Dani Ponz se muestra optimista pero no se fía

Los resultados no completamente positivos del Villarreal C no relajan a los alzireños. «El Acero hizo un gran partido el miércoles refrendando el que jugó contra nosotros y el Villarreal viene de golear al Vilamarxant y tener muchas oportunidades contra el Roda», comentó Dani Ponz. «Nuestros jóvenes jugadores están muy enchufados porque saben que jugar en Vila-real es un gran escaparate», añadió. El Alzira ha ganado cuatro de los once partidos que se han jugado en Miralcamp. El año pasado se impuso 1-2.

Compartir el artículo

stats