Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Family Cash Alzira FS vuelve a ganar dos meses y medio después

El equipo encara ahora la segunda fase liguera, en la que luchará por mantenerse otro año en Segunda, con una dosis extra de confianza tras imponerse por 1 a 4 al Bisontes de Castellón

Los jugadores del Family Cash Alzira FS celebran de nuevo un triunfo. | RAÜL AMAT

Los jugadores del Family Cash Alzira FS celebran de nuevo un triunfo. | RAÜL AMAT

Dos meses y medio después, el Family Cash Alzira Futbol Sala ha vuelto a ganar. Se ha hecho largo. Las jornadas han sido complicadas. Por demérito propio, por detalles o por una cruel ausencia de fortuna, la victoria se ha ido posponiendo partido tras partido. Con el triunfo en Castellón por 1 gol a 4, el Family Cash pone fin a una racha de nueve partidos sin ganar que lo había llevado a la zona baja del grupo.

Los de Braulio Correal cuajaron un partido muy serio a todos los niveles: solidez defensiva atrás y efectividad en los últimos metros, la suficiente para ganar, al menos, porque alguna ocasión más sí hubo. Bisontes, por su parte, se estaba jugando entrar en la fase de ascenso y conseguir la permanencia en la categoría, aunque para ello debía ganar y que Zaragoza perdiese en Barcelona, cosa que finalmente pasó.

El Family Cash Alzira empezó serio. La faena fue de notable en todo el metraje de la contienda. Xusi avisaba al inicio con dos acercamientos amenazantes para la portería de Falcón. Saladié, uno de los principales creadores de peligro de los alzireños en los últimos partidos, estuvo a punto de marcar a los pocos segundos de salir a pista. El jugador de Tivissa se quedó solo ante Falcón, rebañó en varias ocasiones para abrirse hueco, pero el portero aguantó hasta poder despejar. Era un aviso.

La primera diana del Family Cash llegó sostenida en el ecuador del primer tiempo. El portero local se separó hasta 30 metros de su portería conduciendo un balón que le acabaron robando. La bola llegó a Gonzalo y este sin pensarlo en exceso dibujo un disparo certero que terminó en el fondo de la red. Era el primero. Algo diferente a las últimas jornadas se palpaba en un vacío Ciutat de Castelló.

No fue tampoco fácil para los de Correal. Jesús Hernández puso las tablas en una gran jugada de córner a unos tres minutos del descanso. En la reacción estuvo una de las claves. El Family Cash se mantuvo férreo. A punto estuvo, incluso, de ponerse por delante a pocos segundos del intermedio. En la segunda mitad, Molo marcó en una jugada a balón parado. El chut del de Corbera entró tras golpear en dos jugadores locales. Con fortuna. Quizá la misma que había faltado en anteriores episodios.

El portero local, hábil con el balón en los pies, empezó a asomarse a campo contrario actuando de quinto hombre para generar superioridad y optar al empate con más boletos. Cuando Castejón marcó el tercer para los alzireños con una espectacular vaselina, a la media vuelta y prácticamente sin mirar a portería, el conjunto castellonense consolidó el ataque de cinco para darle la vuelta al marcador. La cuarta posición, que había adquirido viabilidad con la derrota de 4-0 al descanso del Zaragoza, se les escapaba.

El partido lo cerró Xusi con un potente disparo con la zurda que se coló y salió de la portería a la misma velocidad. Pero no hubo duda, fue el cuarto tanto. Ese gol que confirmó una victoria del Family Cash Alzira dos meses y medio después de la última. Un triunfo para respirar, para alcanzar los 19 puntos y para afrontar una segunda fase con una dosis extra de confianza. Los alzireños empezarán el segundo tramo de la temporada el sábado ante Rivas. La competición volverá al Palau d’Esports el 13 de marzo, quién sabe sin con presencia de una parte de la afición.

Braulio Correal: «Es fruto de la constancia, siempre se ha remado en la misma dirección»

Nueve jornadas sin ganar son muchas, sobre todo cuando por el camino han. El Family ha puesto fin a una racha negativa de casi tres meses. Y para el entrenador, Braulio Correal, es «fruto de la constancia». El técnico alzireño siempre ha sacado lecturas positivas y ha sabido detectar aquellos errores que el equipo debía subsanar para retomar la senda del triunfo. Aunque, en ocasiones, un factor sobre el que no se puede influir como es la fortuna ha tenido mucho que ver con los resultados obtenidos. «El equipo ha seguido remando en la misma dirección y hemos estado dentro del partido en todo momento», comentaba Correal a la conclusión del encuentro ante Bisontes. «El equipo está trabajando casi en una burbuja por la problemática de la pandemia, pero queda una parte muy emocionante en la segunda fase y a ver si podemos sentir el apoyo de la afición desde la grada», cerraba Correal.

Compartir el artículo

stats