La inmovilización de un camión que comprometía su estabilidad por el desplazamiento de la carga obligó ayer a la Policía a desviar el tráfico que accedía a Alzira por el puente de la CV-50 que cruza el Xúquer. Esta circunstancia volvió a colapsar la entrada a la ciudad tanto por el Pont de Ferro como por la Ronda Norte. Las colas eran inacabables.