Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSPV dice que el pacto en Alzira con Compromís sigue "firme y sin fisuras"

El bipartito carga contra el PP por acordarse de la base del Ejército cuando ya se ha perdido

El alcalde, Diego Gómez, y el líder del PP, José. A. Hernández.

El alcalde, Diego Gómez, y el líder del PP, José. A. Hernández.

El portavoz del PSPV en Alzira, Fernando Pascual, aprovechó el debate abierto por el PP en la última sesión plenaria sobre la pérdida de la base logística del Ejército de Tierra que el gobierno local pretendía albergar en La Garrofera para proclamar que el pacto de legislatura suscrito con Compromís para gestionar en coalición el ayuntamiento goza de muy buena salud. Pascual proclamó que el denominado Pacte de la Vila se mantiene «compacto, porque el objetivo de ambos partidos es el pueblo de Alzira».

Ambas formaciones salieron en tromba a responder al líder local del PP, José Andrés Hernández, que reclamó en el pleno celebrado en la noche del miércoles explicaciones por el fracaso en las negociaciones para acoger el complejo militar, que llevaba aparejada una inversión de 300 millones de euros y anunciaba la creación de 1.600 puestos de trabajo, de los que más de la mitad se reservarían a personal civil. El Ministerio de Defensa optó finalmente a primeros de febrero por la candidatura de Córdoba, que a diferencia de Alzira contaba con el aval de la administración provincial y autonómica andaluza.

Hernández hurgó en esa herida al exigir explicaciones por el escaso eco encontrado por el gobierno alzireño en la Generalitat, que también está en manos de la izquierda. «Han perdido una de esas ocasiones que pasan pocas veces en la historia», remachó el dirigente del PP. Fernando Pascual pidió enseguida la palabra para recordarle a Hernández otros proyectos fallidos del último ejecutivo local de su partido: la anunciada inversión de 140 millones de la multinacional saudí Obeikan o el centro comercial Vilella. «Estas cosas pasan cuando se gobierna y se quiere lo mejor para Alzira», concedió el representante socialista antes de aconsejar a Hernández que dejara de intentar dividir al bipartito porque no iba a encontrar fisuras.

El alcalde intervino después para reprocharle al PP que se preocupara del proyecto de la macrobase logística cuando ya se había perdido. «Ahora lo reivindica cuando no ha movido un dedo por él. Lo único que le interesa es la política de desgaste», deploró. La primera autoridad local también criticó «el poco interés, el silencio y la indiferencia» exhibidos por Hernández a la hora de reclamar apoyos políticos para fortalecer la candidatura de Alzira. «Como alcalde, siempre trabajaré para que se facilite la llegada de inversiones a Alzira»,enfatizó.

Compartir el artículo

stats