Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Alzira FS inicia la segunda fase en Rivas con el deseo de volver a sumar de tres en tres

El conjunto madrileño llega a la cita con solo tres victorias en catorce partidos pero con el aliciente de haber ganado a los potentes Noia y Ceutí

Rafa Ara, Gon y Molo celebran un tanto en Castelló. | RAÜL AMAT

Rafa Ara, Gon y Molo celebran un tanto en Castelló. | RAÜL AMAT

Exactamente 320 minutos de juego es lo que le restan al Family Cash Alzira FS para conseguir la permanencia en 2ª División. Traducido, ocho partidos. La segunda fase de la categoría de plata arranca este hoy y promete alargarse hasta el 22 de mayo. Para empezar, los de Braulio Correal se enfrentarán a Rivas Futsal, a domicilio, a partir de las 16 horas, en el Pabellón Parque del Sureste.

El conjunto alzireño tendrá que seguir luchando por la salvación en la fase de descenso, junto con Rivas, Móstoles, Leganés y Santiago, que llegan del otro grupo, y Zaragoza, Bisontes, Elche y ElPozo, contra los que ya ha jugado y no se volverá a enfrentar.

A pesar del bache sufrido en el último tramo de la primera fase, la victoria en el último partido ante Bisontes por 1 gol a 4 ilusiona para consolidar el cambio de dinámica. Más que los tres puntos, que también, lo valioso de ese triunfo ha sido la confianza y la seguridad son necesarias en un equipo y que quizá, en las nueve jornadas sin ganar, se habían difuminado un poco.

En la nueva clasificación, de los nueve equipos que la componen, el Family Cash es tercero, solo por detrás de Zaragoza y Bisontes. Ahora mismo, con todo por jugar, fuera del descenso, que está compuesto por un total de cuatro fatídicas plazas. Rivas, el rival de hoy de los alzireños, ha acumulado 14 puntos en los 14 encuentros que ha disputado en su grupo de la primera fase. Tres victorias, cinco empates y seis derrotas es el registro de los madrileños.

Cambio de dinámica

Un equipo peligroso que ha conseguido ganar a Noia, destacadísimo líder y candidato férreo al ascenso y no ha perdido ante Ceutí (una victoria y un empate), quien también se ha postulado como serio aspirante a jugar la promoción. Por su parte, el Family Cash intentará consolidar el cambio de dinámica con tres puntos que serían valiosísimos.

La competición se dividió en dos fases, con dos grupos cada una. En la primera, por cercanía, y, en la segunda, por clasificación. Los cuatro primeros de cada grupo han pasado a la fase de ascenso, donde se enfrentarán solamente contra los equipos que no hayan jugado, en ida y vuelta.

Por abajo, en la fase de descenso, donde está el Family Cash Alzira, hay un total de nueve equipos: cuatro del grupo oeste y cinco del grupo este. Ahora mismo, la tabla, en la que los alzireños son terceros, está confeccionada en base a coeficientes, ya que unos han jugado 16 partidos -caso del Family Cash- y otros 14. Este aspecto se equilibrará con el paso de las jornadas, porque habrá jornadas de descanso para los que hayan jugado más partidos.

Al final, los cuatro últimos de este grupo de nueve descenderán a Segunda B, algo que todos querrán evitar, pero que tendrán que pelear para que no se produzca. El Family Cash volverá a jugar a domicilio la próxima jornada -ante Leganés- y, después, tendrá cuatro partidos consecutivos como local, en los que se desea que pueda volver a entrar la afición, una pieza fundamental para las aspiraciones del equipo.

Compartir el artículo

stats