30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El repunte de casos alerta del riesgo de relajar la prevención en Semana Santa

Los contagios crecen ligeramente en 10 pueblos

Hospital de la Ribera, en una imagen reciente. | PERALES IBORRA

Hospital de la Ribera, en una imagen reciente. | PERALES IBORRA

La tendencia se ha roto al fin. Era cuestión de tiempo que ocurriese y con la relajación de las medidas restrictivas se ha producido el primer repunte, aunque ligero, de contagios de Covid-19 en la comarca, según se refleja en la estadística oficial de la conselleria de Sanitat. Se produce, de ese modo, el primer aviso ante lo que está por venir. El coronavirus sigue ahí y será el invitado sorpresa (o no tanto) en muchos de los planes vacacionales de la Semana Santa.

El dato por sí solo no es, ni de lejos, uno de los peores que ha arrojado la actualización estadística en la comarca. Pero es indicativo de lo que depara el futuro próximo si se relajan en demasía las medidas de prevención de contagios. Tras los primeros días de un mayor aperturismo, se ha producido un ligero repunte. La estadística reflejaba ayer, de hecho, una decena más de casos activos en la comarca. Muy pocos, pero los suficientes como para romper una tendencia positiva de prácticamente dos meses.

El portal web sanitario localiza dicho incremento en una decena de municipios: Alberic, Algemesí, Alginet, Carcaixent, Carlet, la Pobla Llarga, l’Énova, Manuel, Sueca y Turís. Aunque todos ellos mantenían una baja incidencia acumulada, supone el primer incremento desde finales de enero.

Jarro de agua fría

Si se tiene en cuenta que la estadística oficial no siempre es un reflejo de la realidad más reciente ya que los datos se deben procesar antes de actualizarse en el portal web y que las posibles consecuencias de las reuniones sociales acontecidas durante los días de Fallas todavía no se pueden ver, el foco de atención se pone, como era de esperar, en la Semana Santa. En el caso de los valencianos, y por tanto también de los ribereños, las dos semanas de las Pascuas, propicias para realizar escapadas y juntarse con amigos y familiares, serán las que marcarán el devenir de los próximos meses.

La Ribera encara este periodo con un mejor escenario. Aunque el ritmo de vacunación es lento, ya se han administrado miles de dosis que deberían proteger a las personas mayores. Además, los índices de contagios son ahora más bajos que los que existían antes de la Navidad. El hecho de que buena parte del ocio pascuero se desarrolle al aire libre también parece ser un buen indicio. Pero precisamente este tipo de circunstancias son las que pueden llevar a una mayor relajación de la población durante las próximas semanas y provocar una cuarta ola de contagios que caería como un jarro de agua fría entre los ya exhaustos sanitarios.

La vacunación de los docentes se inicia el viernes

El Departamento de Salud de la Ribera iniciará la vacunación del personal educativo la tarde del viernes y continuará el sábado, según anunció ayer el alcalde de Alzira, ciudad que acogerá el proceso a nivel comarcal. El miércoles y el Jueves Santo se proseguiría con la actividad. Tras la paralización la pasada semana, se prevé realizar la administración de dosis a personas de hasta sesenta y cinco años. Los días escogidos buscan evitar cualquier tipo de interferencia en el calendario lectivo. El lugar escogido por Sanitat para llevar a cabo será el Casal Fester, por el que pasarán alrededor de seis mil profesionales entre docentes y otros trabajadores de los centros de la comarca.

Compartir el artículo

stats