Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La primavera arranca en La Ribera con más frío y lluvia de lo normal

Aemet revela en marzo un superávit generalizado de precipitaciones que alcanza el 75 % en Montserrat mientras que Polinyà marca la anomalía térmica más pronunciada con - 0,7 º C

La Ribera despidió el invierno con temperaturas más altas y menos lluvia de lo normal y ha comenzado la primavera con más frío y un volumen de precipitaciones bastante superior al acostumbrado en base al promedio del período 1981-2020. Éstas son las principales conclusiones del avance climatológico del mes de marzo publicado por la Agencia Estatal de Meteorología. La red de observatorios que Aemet tiene en la comarca detecta en Polinyà la anomalía térmica más pronunciada ya que los 12,6 º C registrados en marzo se sitúan 0,7 º C por debajo de la referencia que fija el promedio histórico (13,3 º C) mientras que, por lo que respecta al balance pluviométrico, la estación de Montserrat marca la anomalía más acusada con un superávit del 75 %.

Aemet califica marzo como un mes frío y húmedo en el conjunto de la Comunitat Valenciana si bien el análisis de las precipitaciones revela diferencias sustanciales a lo largo del territorio, que oscilan desde un déficit del 22 % en la provincia de Castellón a un superávit del 81 % en Alicante, que llevan a la delegación territorial de Aemet a calificar el mes como muy húmedo en esta provincia. La media de estos datos ofrece un superávit del 28 % en el conjunto de la C. Valenciana. El mapa que ilustra el avance climatológico otorga a La Ribera un carácter húmedo en marzo, si bien los superávits se aproximan bastante a los de la provincia de Alicante y, en todos los casos, superan la anomalía media de la Comunidad Autónoma.

El caso más llamativo se localiza en Montserrat, donde el pluviómetro acumuló en marzo 55,4 litros por metro cuadrado cuando, en base al promedio histórico, lo normal hubiera sido un registro de 31,7 l/m2, lo que presenta una anomalía de + 75 %. También registran superávits de lluvia importante los observatorios de Polinyà (+ 59 %), Sumacàrcer (+ 55 %) o Carcaixent (+ 47 %), en base al resumen de datos recopilados por Aemet. Por lo que respecta al volumen de lluvia, Sumacàrcer presenta el acumulado más elevado al alcanzar los 69 l/m2.

Estos registros de marzo se producen tras un invierno de carácter seco, en base al análisis del trimestre diciembre-enero-febrero que realizó la delegación territorial de la agencia, en el que el observatorio de Sumacàrcer presentaba un déficit de lluvia del 54 %; esta anomalía se situaba en un - 42 % en el caso de Montserrat y en un - 18 % en Carcaixent.

Un invierno muy cálido

Por otra parte, y tras dejar atrás un invierno con temperaturas más altas de lo habitual que llevó a los expertos a otorgarle el carácter de muy cálido -Turís marcó la media más elevada con 1,4 º C por encima de lo la referencia que marca el promedio del período 1981-2010-, la primavera arranca con registros más frescos de lo normal y, en el caso de Polinyà del Xúquer, superando incluso la anomalía media en el conjunto de la Comunitat Valenciana, que Aemet sitúa en 0,5 º C por debajo de la que establece la climatología de referencia.

Si el observatorio de Polinyà ofrece una anomalía de - 0,7 º C, ésta se sitúa en Turís en -0,4 º C mientras que es más moderada en Carcaixent, donde el termómetro marca una temperatura 0,1 º C inferior a la que se consideraría normal.

El análisis de la Delegación Territorial de Aemet en la Comunitat Valenciana subraya que, aunque no es muy frecuente, es el segundo año consecutivo que marzo resulta más frío que febrero. Hay que remontarse hasta el año 1995 para encontrar una situación similar, con un arranque de primavera más fresco que la despedida del invierno, aunque en aquella ocasión fue cosa de un año puntual.

Compartir el artículo

stats