Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paro da un leve respiro en marzo tras tres meses seguidos al alza

El servicio público de empleo computa 438 demandantes inscritos menos que en febrero, lo que se traduce en un descenso del 1,84 %

El paro da un leve respiro en marzo tras tres meses seguidos al alza

El paro da un leve respiro en marzo tras tres meses seguidos al alza

El paro dio en marzo un leve respiro en La Ribera después de tres meses consecutivos de repuntes, según los datos publicados ayer por el Servef (Labora), que contabiliza al finalizar el mes 23.324 demandantes de empleo inscritos en el servicio público, lo que representa 438 parados menos que en febrero y un descenso del 1,84 %.

El secretario intercomarcal de UGT, Raül Roselló, atribuyó ayer esta reducción a las menores restricciones que hubo en marzo en relación con el mes anterior junto al puente de San José y el inicio de la Semana Santa, entre otros factores. Una comparativa interanual revela que, cumplido un año desde la declaración de la pandemia, La Ribera suma 1.563 parados más que en marzo de 2020, lo que supone un incremento del 7,18 %.

Un análisis por sectores revela que la construcción registra en marzo el descenso más acusado, que en el caso de La Ribera Baixa alcanza el 7,51 %, mientras que la única excepción a una tendencia generalizada a la baja la representa la agricultura, y sólo en La Ribera Alta, con un aumento del 1,68 %. Por municipios, los mayores descensos se localizan en La Ribera Baixa, con una reducción máxima del 7,51 % en Sollana, del 6,75 % en Cullera y del 5,68 % en Almussafes, mientras que los descensos son mucho más moderados en La Ribera Alta. Benifaió ofrece los datos más favorables (-3,77 %) mientras que Carlet es la única de las ciudades más grandes donde el desempleo aumenta (2,14 %).

El secretario comarcal de Comisiones Obreras, Josep Antoni Carrascosa, alertó ayer de que la tasa de cobertura de prestaciones económicas contributivas solo alcanza a cerca del 50 % de los 23.324 demandantes de empleo inscritos en la comarca, mientras que el resto de prestaciones obedece al programa de subsidio por desempleo. Carrascosa señaló que en este cómputo no constan los trabajadores afectados por una suspensión temporal de empleo (ERTE), que tienen una cobertura salarial del 70 % de sus retribuciones habituales hasta el 31 de mayo de 2021.

CC OO reivindica más inversiones en programas de empleo para la inserción laboral y para estimular la inversión privada con el objetivo de revitalizar el sector industrial y la construcción a través de obra pública en infraestructuras para servicios sociosanitarios y la promoción de viviendas protegidas. Carrascosa asegura que el sindicato viene trabajando con las Administraciones con este objetivo.

Raül Roselló, por su parte, señaló que las medidas restrictivas impuestas por la pandemia «deben continuar hasta alcanzar la inmunidad colectiva, para lo que es necesario acelerar la vacunación. Evitar una cuarta ola de contagios que induzca a nuevas paralizaciones de la actividad y someta a más tensión a la economía es clave si se pretende que la temporada de verano sea un éxito, algo esencial para la economía», indicó.

Roselló considera «imprescindible» acompañar a los hogares y las empresas que están en peor situación, «reforzando y ampliando las vías de ayuda existentes y no dejando a nadie atrás». Por otra parte, ante el incremento del desempleo y el mayor riesgo de paro de larga duración en los colectivos más vulnerables, tanto jóvenes como mujeres, reclama acelerar la reforma de las políticas activas de empleo, «reforzando urgentemente los servicios públicos de empleo, al tiempo que se garantiza la protección social».

Compartir el artículo

stats