Deiciséis municipios del Consorci Ribera i Valldigna competirán para ver cuál de ellos consigue una tasa del reciclaje en el contenedor amarillo que aumente al menos en un 15% la cantidad de residuos de envases ligeros que venga reciclando hasta la fecha.

A partir de hoy, Alberic, Algemesí, Alginet, Almussafes, Alzira, Benifaió, Carcaixent, Carlet, Castelló, Cullera, Guadassuar, L’Alcúdia, Montserrat, Sueca, Tavernes y Turís emprenderán talleres y acciones de comunicación personalizadas para concienciar a la población. La campaña fue presentada ayer por Paula Tuzón, secretaria autonómica de Transición Ecológica, Salvador Montañana, presidente del Consorci, y Sonia Poveda,de Ecoembes.

La iniciativa persigue incrementar los resultados de reciclaje de los residuos de envases y mejorar la aportación (kg/habitantes y año), tanto de envases ligeros como de papel-cartón en los municipios que lo integran con el objetivo de incrementar las tasas de recuperación y reciclaje de los envases que se depositan en los contenedores amarillo (latas, briks y envases de plástico) y azul (envases de cartón y papel).

La acción, planteada siguiendo estrictos protocolos de seguridad sanitaria, tiene como objetivo de desmitificar los bulos en torno al reciclaje y sensibilizar a la población de su importancia para el cuidado del medio ambiente y del planeta. La Furgoneta del Reciclaje visitará las localidades objetivo de la acción con un equipo de animación y formación que realizará charlas informativas, a lo que se sumarán acciones de entretenimiento didáctico y educación medioambiental.

En 2019 se recogieron en el contenedor amarillo 3.427 toneladas de envases ligeros en la Ribera-Valldigna, y en las instalaciones del Complejo de Valorización de Residuos de Guadassuar se recuperaron más de 10.000 toneladas, «por lo que tenemos que incidir en la concienciación y sensibilización ciudadana para mejorar esas cifras por el bien de todos y del planeta», destacó ayer el presidente del Consorci.