Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una cuarta parte de los citados no acudió a vacunarse con AstraZeneca

Sanidad administra el 77 % de las dosis previstas para los ribereños nacidos en 1956 y 1957 - Se habilitarán nuevas fechas mientras se espera poder aumentar el ritmo en las próximas semanas

8

Así ha sido la vacunación en el Casal Fester de Alzira J. L. LL / R. S

La Conselleria de Sanitat citó a alrededor de 5.800 personas de la comarca nacidas en 1956 y 1957 para recibir la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19 de AstraZeneca. Aproximadamente una cuarta parte no acudió al Casal Fester de Alzira, donde se lleva a cabo el proceso de inmunización hasta la llegada de nuevas dosis que permitan establecer más puntos.

Según fuentes sanitarias consultadas por Levante-EMV, de esas cerca de 5.800 personas que debían recibir la vacuna, acudieron el 77 % de las citadas. Aunque la conselleria no ha facilitado más información al respecto, se podrían establecer tres grupos de ausentes. Por un lado, aquellos que renuncian a su dosis ante el infundado temor al fármaco en concreto por la aparición de trombos. Se calcula que de los 25 millones de personas vacunadas con AstraZeneca en el planeta, tan solo se han detectado 86 casos con este efecto secundario, de los cuales 18 han muerto. Si se tiene en cuenta que el coronavirus ha acabado con la vida de 381 personas de las menos de 25.000 que se han contagiado en la Ribera, salta a la vista que renegar de la vacuna es un riesgo mayor para la salud. Lo más probable, no obstante, es que las personas que debían acudir al Casal Fester no recibieran correctamente la cita porque sus datos no están actualizados o por motivos personales inaplazables.

En cualquiera de los casos, Sanitat había previsto esta posibilidad pese a su insistencia en la necesidad de modificar los teléfonos de contacto para garantizar la correcta citación. De ese modo, aquellas personas que no se hayan vacunado esta semana, recibirán una nueva fecha mediante otros medios. Ésta, no obstante, no llegará a los nacidos a finales de 1957, ya que todavía no se ha citado a dicho grupo.

Nuevas franjas de edad

El proceso de vacunación se ampliará, progresivamente, al resto de la población a medida que los cargamentos que envían las farmacéuticas aumenten en número. Como ya adelantó este periódico, la previsión de las autoridades sanitarias pasa por establecer hasta una decena de puntos de inmunización en la comarca a finales de mes. Para ese momento, se espera la recepción de cerca de 400.000 dosis a la semana en la Comunitat.

Hasta la fecha, la vacuna ya ha llegado a los usuarios y trabajadores de las residencias, al personal sanitario, las fuerzas de seguridad, los docentes y otros profesionales del ámbito educativo. También a la mayoría de los ribereños que superan los 80 años, a los grandes dependientes y, ahora, a los de 64 y 65 años. Para la próxima semana se espera poder iniciar la vacunación en el grupo de edad de 79 años y ampliarlo, poco a poco, hasta llegar a los 70.

Carlet duplica contagios, aunque la tasa comarcal es moderada

Los datos ofrecidos ayer por Salut Pública a los ayuntamientos de la comarca muestran una tasa de contagios que se mantiene en niveles moderados, aunque algunos municipios se destapan como excepciones. Es el caso de Carlet, donde se ha duplicado en la última semana.

Según el propio consistorio, se ha llegado a una incidencia acumulada de 100 casos por cada cien mil habitantes, todavía lejos de los umbrales de mayor riesgo aunque ya ha roto la tendencia positiva al situarse como el municipio del departamento de salud comarcal con un índice de contagios mayor. «En esto no queremos ser los primeros. Es cierto que no estamos como durante la tercera ola pero la tendencia ha cambiado. Son momentos decisivos en los que no debemos relajarnos», manifestaron fuentes municipales.

En el polo opuesto se encuentran localidades como Guadassuar o Catadau, que acumulan ya varias semanas sin detectar casos de Covid. No obstante, en aquellos en los que sí se registran positivos, el riesgo se encuentran en los niveles más bajos establecidos por la OMS. Por ejemplo, los dos positivos en catorce días de Benifaió representan una incidencia de 16,3 sobre 100.000 habitantes, nada preocupante.

En el caso de Alzira, se han contagiado 16 personas en catorce días, lo que supone contar con un índice de 35 por cada cien mil. «Nos mantenemos por debajo de cincuenta, pero todavía es importante reducir al mínimo la interacción social, sobre todo ante el fin de semana de Sant Vicent», manifestó la edil de Sanidad, Gemma Alós. Un llamamiento a la prudencia repetido por todos los consistorios de la comarca.

Compartir el artículo

stats