Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una red de voluntarios vigilará las montañas

«Se trata de concebir el paraje como un solo sistema para optimizar recursos»

Un voluntario ambiental vigila las montañas de la sierra en una imagen del pasado verano. | LEVANTE-EMV

Un voluntario ambiental vigila las montañas de la sierra en una imagen del pasado verano. | LEVANTE-EMV

El Ayuntamiento de Alzira ya ha cursado la solicitud de ayudas a la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural y Transición Ecológica para, de cara al próximo verano, activar la tercera campaña consecutiva de voluntariado ambiental en prevención de incendios, un modelo de protección en el que pretende implicar a todos los municipios del entorno de la Serra de Corbera, una alineación montañosa de 4.819,77 hectáreas que recorre los términos de Alzira, Corbera, Llaurí, Benifairó, Favara y Tavernes de la Valldigna, que obtuvo el pasado otoño la declaración de Zona de Especial Conservación (ZEC). Esta figura que profundiza en la protección de los valores que ya habían propiciado su inclusión en la red europea Natura 2000 con su declaración como Lugar de Interés Comunitario (LIC).

«Se trata de concebir la sierra como un solo sistema para optimizar recursos tanto en la prevención de incendios como en la gestión forestal», relató ayer el concejal de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Alzira, Pep Carreres, que anunció que ya ha contactado con alguno de los municipios del entorno de la Serra de Corbera para exponerle la idea y en los próximos meses tratará de concertar reuniones con todos los pueblos implicados y con la dirección general de Prevención de Incendios Forestales para tratar de definirla.

El edil señaló que la experiencia de Alzira con el voluntariado ambiental, que en los dos primeros años ha resultado un éxito de participación, puede servir de apoyo para plantear una estrategia más amplia que en este caso coordinaría a municipios de dos comarcas que comparten el paraje con la creación de un voluntariado territorial.

La asociación sin ánimo de lucro Interpreta Natura impulsó en 2019 un programa de voluntariado ambiental con el respaldo del Ayuntamiento de Alzira por el que, durante los meses de verano y, por tanto, de mayor riesgo de incendio, grupos de voluntarios recorren las montañas de Alzira a pie o en coche para realizar labores de vigilancia contra incendios, riegan zonas repobladas para que los árboles jóvenes resistan mejor el calor y retiran basura que otras personas han abandonado en estos parajes. Interpreta Natura y el ayuntamiento implantaron el año pasado un nuevo modelo de colaboración para poder dar cabida a más gente -llama la atención la participación de voluntarios de otros países que aprovechan el programa para vivir una nueva experiencia y recorrer parajes que de otro modo difícilmente hubieran podido conocer- y que se prevé repetir el próximo verano.

Los técnicos, no obstante, abogan por implicar en el voluntariado ambiental a la población local -que ha sido minoritaria en los años anteriores- y crear una «cultura forestal» para proteger la sierra. La implicación de los seis municipios del entorno de la Serra de Corbera permitiría crear una red de voluntariado para proteger un paraje de gran riqueza botánica ya que, según el informe que avaló la declaración como Zona Especial de Conservación, alberga entre otros valores «casi los únicos restos de bosques de laurel de la Comunitat Valenciana» o la Cova de les Ratetes (Corbera), considerada como un importante refugio para la conservación de murciélagos.

Compartir el artículo

stats