30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Alzira FS recibe al Rivas con la necesidad de volver a ganar como anfitrión

El conjunto de Braulio Correal llega al duelo en plena racha de empates mientras los madrileños encandenan ya seis partidos sin conocer la victoria

Gabri pugna por un balón ante la atenta mirada del banquillo del Alzira FS. | RAÜL AMAT

Gabri pugna por un balón ante la atenta mirada del banquillo del Alzira FS. | RAÜL AMAT

El carrusel de partidos consecutivos en el Palau d’Esports continúa para el Family Cash Alzira FS. La 2.ª División volverá a tener acto de presencia en el recinto alzireño esta tarde, a partir de las 19 horas, con la visita de Rivas Futsal. Se trata de una nueva oportunidad para romper la racha de empates como local y -mínimo- mantener la distancia respecto a los puestos de descenso.

Solo quedan cinco jornadas para que la liga de «Plata» termine y se decida una interesantísima fase de descenso. De esas cinco, el Family descansará una, por lo que son cuatro partidos los que le restan al equipo de Correal para conseguir el objetivo de la salvación, dos de ellos en el Palau, donde ha encadenado cuatro empates consecutivos y no gana desde el 1 de diciembre.

Para romper esa racha de igualadas tendrá que superar a un Rivas que llega al Palau con urgencias. El equipo madrileño, que perdió por 5-1 en Elche el pasado domingo, es último con 15 puntos y necesita sumar para mantener vivas sus aspiraciones de salvación. De los últimos seis encuentros, sin embargo, ha empatado uno -en casa de Full Energia Zaragoza- y ha perdido cinco.

La diferencia de sensaciones es tangible, pero la realidad es que al Family Cash Alzira le está costando cerrar los encuentros en el Palau esta temporada, algo que, unido a la situación crítica del rival, hace de la contienda un exigente desafío, cuya clave va a estar en la concentración. Prueba de ello, además, es la visita de Rivas al Palau de la temporada pasada. El Alzira mandaba 4-0 en el marcador cuando se llegaba a la media hora, pero los madrileños lograron un punto con cinco goles de portero jugador en apenas siete minutos.

Para que eso no pase, el Family Cash buscará recuperar el acierto de cara a portería que tuvo en los últimos partidos a domicilio.

Nueva sede

El club ha conseguido esta temporada burlar todas las dificultades generadas por la pandemia e ir cumpliendo objetivos propuestos. Hace ya unas semanas que la calle Polinyà número 10, a pocos metros del Palau, se ha convertido en la sede del club. Incluye a tienda, con la indumentaria oficial del equipo y todo tipo de merchandising para seguir consolidando la marca Alzira FS entre los aficionados.

Compartir el artículo

stats