Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carrascosa cederá tras 12 años el liderazgo comarcal de CC OO a Bermejo

El secretario general destaca la apuesta del sindicato por el diálogo social en cualquier conflicto laboral, sin dejar de lado la reivindicación

Josep Antoni Carrascosa. | VICENT M. PASTOR

Josep Antoni Carrascosa. | VICENT M. PASTOR

Josep Antoni Carrascosa dejará en los próximos días la secretaría general de Comisiones Obreras (CC OO) en la Ribera y la Safor tras doce años de liderazgo sindical en la comarca, aunque muchos más dedicados, principal aunque no exclusivamente, a la lucha en favor de mejores derechos laborales. Su sucesor en el cargo será Andrés Bermejo.

Carrascosa (Castelló, 1959) inició su andadura sindical en 1977, en la federación del metal. Era una época en la que la lucha obrera y la consolidación de la democracia iban de la mano. Siempre entusiasmado por Comisiones Obreras, también estuvo afiliado durante años al Partido Comunista de España, que dejaría a finales de los ochenta. Desde entonces ya no se vincularía a ninguna otra formación política. Fue en 1992 cuando se incorporó a la dirección del sindicato en la estructura territorial de la Ribera. Junto a Josep Tomás, dirigió el proceso de fusiones de las uniones comarcales. En primer lugar se unificaron las dos Riberas para, posteriormente, agregar también la Safor a la ecuación. Relevó al propio Tomás al frente del sindicato comarcal hace ahora dos años.

«Pera mí, Comisiones Obreras siempre fue un referente, no solo por la lucha para conquistar derechos laborales sino también, en años anteriores, la democracia», explicó ayer a Levante-EMV, para proseguir a continuación: «Y me quedo, precisamente, con esa conservación, pese al paso de los años, de sus principios fundamentales. Hemos defendido la igualdad entre hombres y mujeres, la integración de las personas migrantes, los servicios públicos o las corrientes ecológicas que apostaban por modelos productivos alternativos».

Proximidad

Carrascosa destacó, como uno de los logros que ha logrado el sindicato en la comarca, su increíble crecimiento y aceptación social, lo que le ha permitido formar parte de numerosas negociaciones. «Hemos avanzado mucho estos años hasta ser el sindicato mayoritario en afilicación, tenemos más de doce mil cotizantes en nuestras comarcas, y también en representación, al contar con más de tres mil delegados sindicales en las empresas. Esto nos ha conviertido, con el tiempo, en la principal organización social de las dos Riberas y la Safor».

Además, sin perder de vista las idiosincrasias propias de la comarca: «Siempre hemos tenido una perspectiva de territorio. Supimos entender que las empresas necesitan trabajadores, que las personas necesitan industrias que generen y que el territorio necesita de esta unión. Ahora bien, esta relación debe buscar siempre que los empleos sean estables, con garantías y bien remunerados y que las empresas sean innovadoras, con capacidad de generar nuevos puestos», argumentó Carrascosa, que también puso en relevancia la trayectoria sindical frente a la Administración. «A día de hoy, el sindicato tiene un gran valor ante las instituciones públicas, que han reconocido nuestra labor y nuestra capacidad para realizar propuestas razonadas. Además, nuestra apuesta por el diálogo social nunca ha sido un impedimento para llevar a cabo nuestra reivindicación, incluso en la calle, si ha sido necesario», agregó el líder de CC OO.

A lo largo de su trayectoria, Carrascosa reivindica como uno de los grandes logros la consecución de una sede digna para CCOO, conseguida con fondos propios, y en la que se apuesta por la formación continua. Con todo, apuntó a la necesidad de mantener la proximidad entre el sindicato y las empresas en el futuro: «Hay que aprovechar las herramientas digitales, pero la presencia física en las empresas no puede faltar nunca».

Compartir el artículo

stats