El senderista alicantino de 54 años que llevaba desaparecido desde el lunes y que había sufrido una caída en la cueva de la Llenda del Serrano en Tous tenía constantes vitales, aunque estaba inconsciente, conforme avanzó ayer este periódico. Un allegado del herido lo descubrió, aunque en un primer momento pensó que había encontrado el cadáver dentro de la cueva. Los agentes constataron que seguía con vida.

Los agentes consiguieron llegar hasta la víctima sobre las 16.30 horas. Miembros del GREIM accedieron al lugar después de salvar con ayuda de material técnico múltiples obstáculos, entre los que se encuentra un pozo de más de 50 metros de profundidad.

Después de comprobar el estado del senderista, el equipo de rescate tuvo que portearlo en camilla y completó su evacuación sobre las 19.30 horas, hasta el lugar donde la atendieron los servicios sanitarios. El hombre fue trasladado en estado grave hasta el hospital de Alzira.

La Guardia Civil de Valencia ha insistido en «la importancia de la prevención de accidentes y la forma de actuar ante una posible incidencia». Piden «planificar la actividad y consultar la previsión meteorológica» sin dejar «nada al azar»; «no salir solo a la montaña» y «avisar a alguien de la actividad que se va a hacer» y de la ruta exacta, informar de la ruta exacta, así como llevar ropa, calzado y material necesario, alimento, móvil con batería y un botiquín, entre otras indicaciones.