Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alzira prevé celebrar fiestas en julio adaptadas a la evolución de la Covid

«Grandes conciertos no vamos a poder hacer, pero soy optimista»

El edil de Fiestas, en la procesión cívica de diciembre. | V. M. P.

A escasos tres meses de lo que en circunstancias normales sería la semana de Sant Bernat, el programa de las fiestas patronales de Alzira continúa en blanco y no empezará a escribirse hasta que el próximo 9 de mayo finalice la última prórroga del estado de alarma decretado por el Gobierno y se conozca el escenario que definen las autoridades sanitarias en esa nueva fase de la pandemia. Así lo explicó ayer el concejal de Fiestas, Xavier Pérez, quien se mostró «optimista» ante la posibilidad de que este año sí se puedan celebrar las fiestas de Sant Bernat, aunque también dijo tener asumido que no se podrán organizar grandes conciertos y que, si las circunstancias lo permiten, todo apunta a actos más restrictivos o con el público sentado. Con todo, dejó claro que hasta que no se levante el estado de alarma y se conozcan las nuevas reglas no se puede planificar ninguna celebración ni contratar ningún espectáculo. «Con la normativa actual, no se pueden celebrar ni procesiones», recordó el edil.

Los presupuestos municipales de 2021 contemplan una partida de 200.000 euros para las fiestas de Sant Bernat. Esta asignación ya se redujo en 30.000 euros respecto del año anterior, cuando la pandemia del coronavirus obligó a suspender la programación prevista y a destinar gran parte de los fondos a atender las necesidades sociales provocadas por la pandemia. El programa de las fiestas de 2020 ya estaba perfilado cuando la eclosión del coronavirus obligó a echar el freno de mano. Se habían previsto conciertos de La Oreja de Van Gogh, Ketama, La Fúmiga, así como un Tributo a Sabina.

Este año, con las restricciones del estado de alarma, los técnicos del área de Fiestas todavía no han podido cerrar ninguna contratación. Xavier Pérez comentó que, a la espera de ver qué sucede a partir del 9 de mayo, considera que no debe haber excesivos problemas para firmar los espectáculos que se puedan programar ya que en la misma situación de incertidumbre se encuentran todo los municipios.

«No puedo ser pesimista»

«La situación actual de la pandemia es buena, cada vez hay más gente vacunada y no puedo ser pesimista, pero no sé después del 9 de mayo si se levanta el cierre perimetral de la Comunitat Valenciana qué puede pasar», incidió el concejal de Fiestas, mientras señalaba que en la misma situación se encuentran las Fallas, que mantienen al expectativa de poder celebrar las fiestas en el segundo semestre del año y no completar un segundo ejercicio en blanco y con los monumentos almacenados.

«Ese día -el 9 de mayo- también hay convocada una mesa de la comisión de seguimiento de las Fallas y de ahí también debe salir alguna conclusión», señaló Pérez. «Hasta que no tengamos claro qué pasa después del 9 de mayo no se puede tomar ninguna decisión. Luego veremos qué se puede y qué no se puede hacer», comentó sobre la programación de las fiestas de Sant Bernat en el mes de julio.

Compartir el artículo

stats