Més Algemesí criticó ayer la negativa del gobierno municipal (PSOE, EU y el edil no adscrito, ex de Ciudadanos) a aplicar bonificaciones en el IBI o contribución urbana a aquellos ciudadanos que instalen placas solares para el autoconsumo. La portavoz del grupo, Lorena Calatayud, señaló que el equipo de gobierno votó en contra en la comisión informativa de una propuesta de Compromís en este sentido alegando que era una medida «neoliberal» y recordó que el PSOE sí ha apoyado esta medida en ayuntamientos en los que cogobierna, como València o Alzira, pero también en otros en los que gobierna en solitario como Xàtiva o Torrent. Calatayud, recuerda que también la Generalitat, donde gobierna el PSPV, ha activado una campaña para bonificar en el IRPF hasta el 40 % de la inversión en instalaciones de captación de energía solar.