Alzira ha registrado únicamente tres positivos por Covid en los últimos tres días, once casos activos en los últimos 14, lo que sitúa la incidencia acumulada en el umbral de la nueva normalidad con 24 casos por cada 100.000 habitantes -28 la semana anterior-, un índice de muy bajo riesgo, según los datos facilitados ayer el alcalde de Alzira, Diego Gómez, quien se mostró aliviado ante unas cifras muy positivas que mejoran semana tras semana a pesar del temor que existía a que la pandemia pudiera repuntar como consecuencia de la Semana Santa y la Pascua.

«Parece que la curva está controlada», comentó Gómez tras recibir los datos que semanalmente facilita Salud Pública a las autoridades municipales, mientras señalaba que, si se mantiene esta tendencia, cuando decaiga el estado de alarma el 9 de mayo se abrirá un nuevo período de desescalada, aunque no dudó en lanzar un «mensaje de prudencia» porque, según dijo, no se trata de una «relajación definitiva». El alcalde de Alzira indicó que hay que seguir vigilantes «porque aún queda mucha población que no está vacunada» y, en este sentido, mostró su preocupación por los jóvenes, a los que pidió precaución.

Gómez destacó que se ha conseguido controlar la pandemia gracias a la vacuna, por una lado, a que los ciudadanos han cumplido las normas de seguridad, por otro, y al trabajo de los sanitarios.