Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las microempresas agravan la fragilidad de la comarca al asumir el 22 % del empleo

UGT y CC OO reclaman otro modelo social y económico

Imagen de archivo de una manifestación sindical del Primero de Mayo. | FERNANDO BUSTAMANTE

Imagen de archivo de una manifestación sindical del Primero de Mayo. | FERNANDO BUSTAMANTE

Las características del tejido productivo de la Ribera, con una amplia presencia de la microempresa, acentúan la vulnerabilidad de los trabajadores ante la crisis. Los dos sindicatos mayoritarios, CC OO y UGT, destacaron ayer que el 85,27 % de las 7.694 empresas de la comarca tienen menos de 10 trabajadores. Asimismo es importante señalar que estas empresas con menos de 10 trabajadores, las más frágiles para mantener el empleo y las condiciones de trabajo seguras, empleaban en nuestra comarca a 16.955 trabajadores, el 22,55 % del total.

UGT y CCOO afrontan el Primero de Mayo unidos al reivindicar otro modelo social y económico más justo y la obligación de proteger y reforzar los servicios públicos, imprescindibles en una sociedad democrática, y destacar el valor insustituible del trabajo para sacar adelante una sociedad ante situaciones tan complejas.

El líder comarcal de UGT, Raül Roselló, reclama en especial, una «reforma ambiciosa en materia de contratación laboral, que acabe con la temporalidad endémica que afecta de una forma especial a las mujeres y a las personas jóvenes». Y el secretario general de CC OO de la Ribera, Andres Bermejo, exige «la aprobación inmediata de una ley de igualdad salarial, así como urge a renovar las políticas activas de empleo para que tengan un mayor y mejor impacto en la creación de empleo, con acuerdos en materia de políticas de garantía de empleo juvenil de calidad».

Ambos sindicatos insisten ensubrayar que la temporalidad es un claro factor de vulnerabilidad ya que estos trabajadores son los primeros en ser expulsados del empleo. Esta temporalidad se situó en la Ribera durante el primer trimestre del año en el 24,81 % para ambos sexos y alcanzó el 26,23 % para las mujeres. Un segundo elemento de fragilidad es la parcialidad de los contratos. En la Ribera el global para los dos sexos se situó en el 15,40 %. Para las mujeres, sin embargo, la parcialidad se encuentra ampliamente extendida y se situó en el 27,79 % durante el primer trimestre.

Uno de cada tres trabajadores hansido afectados por un ERTE

En cuanto al número de ERTEs, aunque no se dispone de de datos comarcales actualizados, CC OO y UGT indican que uno de cada tres trabajadores en la Ribera ha estado afectado por algún expediente en algún momento desde el inicio de la pandemia. Del mismo modo, los ERTES han posibilitado que los incrementos de la tasa de paro en la Ribera no hayan sido tan pronunciados como las previsiones iniciales apuntaban, ya que durante todo el año se han registrado aumentos de un punto respecto al año anterior. Por lo que respecta al paro femenino,se mantiene 5 puntos por encima de la tasa masculino. Es muy significativo también que el paro registrado del colectivo sin empleo anterior, que se compone fundamentalmente de jóvenes, haya registrado durante buena parte del pasado año incrementos superiores al 50 %.

Compartir el artículo

stats