Los alzireños reciclaron 556.187 kilos de vidrio durante el año 2020, una cifra que el concejal responsable de los Servicios Urbanos, Fernando Pascua, pretende mejorar a lo largo de este año gracias a las campañas de concienciación que desarrolla el ayuntamiento. «Tenemos que seguir por este camino para conseguir mejorar las cifras, ya de por sí positivas», subraya el edil.

Para concienciar la ciudadanía a iniciarse o a seguir con la práctica del reciclaje de vidrio, un grupo de informadoras cívicas se desplaza a diferentes enclaves de la ciudad para sensibilizar a los vecinos. El jueves estuvieron en el parque de Pere Crespí para repartir bolsas con las cuales facilitar la tarea del reciclaje.

Son muchas las ventajas que se consiguen cada vez que se deposita un envase de vidrio en el contenedor: «Luchamos contra el cambio climático, porque evitamos que se emita CO₂ a la atmósfera, a la vez que cuidamos la Tierra, puesto que reaprovechamos los recursos naturales», remarca Fernando Pascual.

El vidrio es un material que puede ser reciclado al 100 % y tiene infinitas vidas, por lo cual, si se recicla se evita el uso de nuevas materias primas y se facilita la no degradación del suelo, se frena el crecimiento de los vertederos incontrolados y se ahorra energía», destacan las informadoras.

«Hay que seguir incidiendo en la necesidad de cuidar nuestro entorno y por eso hay que ser conscientes y utilizar los contenedores de reciclaje para favorecer la reutilización del vidrio», proclama la Concejalía de Servicios Urbanos, que mantendrá las campañas puntuales dirigidas a la concienciación ciudadana.