Hace ahora un año, la Dirección General de Farmacia aceptó la solicitud del Ayuntamiento de Sueca para que el casco urbano de Sueca pudiera disponer, durante el verano, del servicio de farmacia de guardia. Esta petición respondía a una reivindicación ciudadana. “Ahora, un año después, nos vemos obligados a solicitar de nuevo este servicio para el verano, a fin de evitar que la ciudadanía tenga que volver a desplazarse varios kilómetros hasta una de las farmacias de la zona marítima tras haber sido atendida en el servicio de urgencias del Centro de Salud de Sueca; situación que consideramos, cuanto menos, incomprensible», ha lamentado el alcalde, Dimas Vázquez.

 El año pasado, el consistorio justificó ante la Dirección General de Farmacia que el servicio de urgencias se encontraba en Sueca, la disminución de la población en el municipio durante el verano no superaba el 30% y la distancia a las playas era superior a los siete kilómetros. Por ello, se hacía necesario el establecimiento de una farmacia de guardia en el casco urbano durante los meses de verano, independientemente de la farmacia de la zona marítima, a fin de evitar desplazamientos innecesarios de la ciudadanía.

Ahora se solicita que se acepte definitivamente la farmacia de guardia en el casco urbano de Sueca durante toda la temporada estival y vacaciones de Semana Santa. Así mismo,se reclama el refuerzo de las farmacias de la zona marítima, tal y como consta en la resolución de la secretaria autonómica de Salud Pública y del Sistema Sanitario Público del 9 de abril de 2020. marítima como en el casco urbano. «La intención es que esta petición se perpetúe para no tener que estar solicitándola todos los años», aclara el edil de Sanidad, Estefanía Requeni.