El presidente de la Generalitat Valenciana Ximo Puig ha desvelado hoy en Cullera cuáles pueden ser los planes de la Generalitat de cara al próximo verano. En su visita a las instalaciones de la nueva piscina municipal cubierta del centro municipal de deportes de Cullera, el president de la Generalitat ha afirmado que lo más importante por encima de todo es "la superación de la pandemia, la reactivación económica y social y el reencuentro humano. Ya que más allá de la economía está la importancia del hecho de reencontrarnos con nosotros y con los nuestros". Para Puig este virus afectado de forma directa a nuestra forma de ser, nuestra cultura, nuestra dinámica social y nuestra idiosincrasia: "Tenemos la obligación de reencontrarnos, abrazarnos y , sobre todo, de vivir como habíamos vivido hasta ahora. Somos una sociedad abierta, mediterránea y que busca estar juntos, por lo tanto eso es lo que tenemos que recuperar cuanto más pronto posible", ha expuesto.

Para cumplir todas estas expectativas, Puig ha remarcado que es necesario estar vacunados y cumplir todas las medidas necesarias. "Este verano va a ser un momento que estamos mirando con esperanza. Gracias a la prevención motivada por las restricciones, gracias a los rastreos y gracias al gran activo qué es la vacunación. Estamos en condiciones de llegar al verano con grandes garantías de normalización. Por lo tanto, tenemos que hablar de esperanza, ya que hemos sufrido demasiado con más de 7000 personas muertas por el virus. Ahora es el momento de empezar a pensar con esperanza", ha argumentado.

El president de la Generalitat también ha afirmado que "la vacunación va al ritmo que se espera y, si todo sigue igual, se acabará junio con todas las personas con más de 50 años vacunadas".

Prudencia

Puig ha querido enfatizar que todo el proceso que toca vivir desde ahora mismo hay que hacerlo desde la prudencia. Ha destacado también "la colaboración entre todas las autoridades locales, que han hecho posible que esta misión colectiva, está misión valenciana, este empezando a dar sus frutos".

A su vez, ha valorado el trabajo de los agentes del sistema sanitario: "Se tendrá que ajustar el modelo y mejorarlo". Para Puig, "todos los recursos humanos necesarios para contener la pandemia se mantendrán. El próximo año habrá un esfuerzo sustancial estructural y no coyuntural como hasta ahora. Habrá que reflexionar a ver cómo conseguimos tener una sanidad pública cada vez más fuerte y más cohesionada para afrontar los grandes retos".