Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Absuelta la exalcaldesa de Carlet del acoso laboral que denunció el jefe de la policía

La sentencia no ve acreditado que Mª Ángeles Crespo (PP) actuara para «humillar y despreciar» al funcionario en el conflicto de las multas

La exalcaldesa de Carlet, Mª Ángeles Crespo, en una imagen de archivo. | VICENT M. PASTOR

El juzgado de lo penal número 10 de València ha absuelto a la exalcaldesa de la Carlet Mª Ángeles Crespo (PP) de la acusación de acoso laboral al jefe de la Policía Local al considerar que no ha resultado acreditado que, en un ambiente de trabajo enrarecido como el que se generó entre ambos a raíz de un incidente ocurrido en febrero de 2012 que provocó que cesaran la comunicación , ésta realizase actos «con la intención de humillar, hostigar y despreciar» al responsable del cuerpo policial «ni que los actos realizados revistan la gravedad que exige el tipo penal».

La sentencia deja claro como origen del conflicto el desencuentro que se produjo entre ambos por la tramitación de las multas de tráfico ya que, previa a la resolución, la entonces alcaldesa realizaba unas anotaciones en los expedientes con dos observaciones principalmente, «A» o «R», que correspondían supuestamente a una recomendación para que se archivaran o se ratificaran. No obstante, el procedimiento que inicialmente también se instruyó por un presunto delito de prevaricación sobreseyó este apartado y el juicio a la también exsenadora del PP quedó reducido a un presunto caso de acoso laboral, del que ha sido absuelta. Con todo, en la vista quedó claro que ni el jefe de la policía local ni los agentes implicados siguieran las instrucciones políticas en este sentido al hacer «lo que consideraban era su deber».

La sentencia destaca frente a la larga relación de agravios que relató el jefe de la Policía Local como parte del acoso sufrido -su cese como instructor de los expedientes de tráfico, la imposición de fichar, el cambio de horario para pasar a una jornada partida o que los miércoles permaneciera hasta la medianoche, una reducción de la nómina de 175 euros, que impugnó y ganó en un contencioso, entre otras- que no fueron decisiones directas de la alcaldía sino que fueron propuestas de los concejales delegados. La defensa de Crespo también consiguió desvirtuar en la vista oral las intromisiones que imputaba el intendente a la alcaldesa, para la que el fiscal pedía en el juicio un año y seis meses de prisión.

Crespo sólo reconoció haber pedido contención a los agentes por la crisis

Mª Ángeles Crespo negó en el juicio haber dado indicaciones sobre las multas impuestas, si bien reconoció que sí pidió a los agentes que se «contuvieran» ya que las sanciones que en esos momentos ya tramitaba la DGT eran muy elevadas y generaban quejas de los vecinos en una época de crisis. El jefe de la Policía Local, no obstante, alegó que si no atendía las indicaciones que Crespo señalaba en el expediente ésta le llamaba a su despacho «y se enfadaba», aunque reconoció que «seguía haciendo lo que creía». La magistrada destaca en la sentencia que «llama la atención» que después de la primera baja laboral del mando policial éste recogiera «a modo de diario» todos los incidentes que expone para justificar el hostigamiento sufrido o que tanto la acusación particular como el ministerio fiscal le den credibilidad pero solo recojan «una parte mínima de los hechos que denuncia».

Compartir el artículo

stats