Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

L’Alcúdia y Tavernes acogerán los animales sueltos de 51 pueblos

Entrará en funcionamiento en el año 2023 tras una inversión de un millón de euros

Los representantes de las tres mancomunidades, ayer, en Alzira. | LEVANTE-EMV

Los representantes de las tres mancomunidades, ayer, en Alzira. | LEVANTE-EMV

El servicio mancomunado de recogida de animales de la vía pública se prestará finalmente de forma conjunta en 51 municipios de La Ribera y La Safor y contará con dos albergues o refugios en l’Alcúdia y Tavernes, las dos localidades que habían ofrecido terrenos para la construcción de estas instalaciones, según las conclusiones de la reunión mantenida ayer por representantes de las tres mancomunidades implicadas para desatascar un proyecto en el que el Consorcio de La Ribera trabaja desde hace casi tres años.

Los ayuntamientos de Gandia y Oliva no se han adherido a este servicio que además de la recogida contempla el mantenimiento, acogida y entrega en adopción de las mascotas, aunque sí lo han hecho otros 21 municipios de la comarca de La Safor que compartirán el mismo con 30 pueblos de La Ribera. La nueva hoja de ruta diseñada ayer establece que en los próximos dos meses se acabará de definir el modelo de gestión de estos albergues -sobre la mesa está la posibilidad de trabajar con protectoras de animales bajo la supervisión de un veterinario designado por el consorcio que ejercería de coordinador- y prevé el inicio de la actividad para principios de 2023, según detalló el presidente de la Mancomunitat de La Ribera Alta, Txema Peláez.

Las propuestas de diferentes ayuntamientos para cambiar el actual servicio de recogida de animales abandonados que se presta mediante una concesión por un modelo de gestión pública que apueste por facilitar las adopciones y evite sacrificios provocó que, a mediados de la pasada legislatura, las dos grandes mancomunidades de La Ribera plantearan la construcción de un refugio comarcal y, tras un primer sondeo, 34 de los 47 ayuntamientos mostraron su disposición a adherirse al futuro servicio.

La búsqueda de terrenos en los que construir las nuevas instalaciones chocó contra un muro y, después de meses de gestiones infructuosas tras una primera alternativa fallida en Alzira, el Ayuntamiento de Tavernes mostró su disposición a ceder una parcela de 3.500 metros cuadrados y participar en el servicio conjunto. El proyecto cobró una nueva dimensión con la posibilidad de ampliarlo a los municipios de La Safor. Con posterioridad, también l’Alcúdia ofreció una parcela de 4.000 m2 y, finalmente, con la adhesión de 21 municipios de la comarca vecina, se ha optado por construir dos núcleos zoológicos con capacidad para 200 perros cada uno en condiciones óptimas y 300 en condiciones extremas, detalló Peláez, que cifró en 500.000 euros la inversión que requerirá cada uno de los albergues a la espera de poder conseguir ayudas. Txema Peláez señaló que el proyecto también contempla un área para gatos en la que se procederá a su esterilización y otra para equinos y mamíferos que puedan aparecer en un momento dado aunque con la previsión de una estancia transitoria.

Tras un ínterin en el que primero se descartó la participación de Gandia y finalmente también la de Oliva, Peláez ejerció ayer de anfitrión de una reunión en la que participó el presidente del Consorcio de La Ribera, Òscar Navarro, y la vicepresidenta de la Mancomunitat de La Safor, Assumpta Domínguez. Txema Peláez explicó que el primer paso será ahora delegar en el consorcio la gestión del servicio y acabar de definir el modelo, una decisión está previsto tomar en julio como muy tarde; de julio a noviembre se deberá formalizar la cesión de los solares, encargar la redacción de proyectos y cerrar la financiación con la perspectiva de que se puedan construir y equipar las instalaciones a lo largo del año 2022.

Los treinta ayuntamientos de La Ribera adheridos a este servicio mancomunado son l’Alcúdia, Alfarp, Algemesí, Alzira, Antella, Benifaió, Benimodo, Càrcer, Carlet, Corbera, Cotes, Cullera, l’Ènova, Favara, Fortaleny, Gavarda, Guadassuar, Llaurí, Llombai, la Pobla Llarga, Polinyà, Rafelguaraf, Real, Riola, Sant Joanet, Sellent, Senyera, Sumacàrcer, Tous y Castelló.

Por su parte, los municipios de La Safor que han confirmado su participación son Ador, Alfauir, Almiserà, Almoines, l’Alqueria de la Comtessa, Barx, Bellreguard, Beniarjó, Benifairó de la Valldigna, Beniflà, Benirredrà, Daimús, Guardamar de La Safor, Miramar, Palmera, Potries, Rafelcofer, el Real de Gandia, Tavernes de la Valldigna, Villalonga y Ròtova.

Compartir el artículo

stats